Agronews Castilla y León

 

El Sindicato Labrego Galego, después de celebrar una asamblea de productores de patata en Xinzo de Limia, acordó reclamar de la Xunta una línea de ayuda para compensar las pérdidas económicas causadas por las restricciones del estado de alarma para enfrentar la pandemia de Covid-19.

El encierro y el cierre de la industria hotelera han dejado grandes contingentes con millones de kilos de patatas almacenados sin una salida comercial, sobre todo, la variedad Agria, especial para freír. Aunque la Xunta intentó dar salida a la patata almacenada a través de la experiencia de Mercaproximidade, esta solución no funcionó y sólo se lograron verder 3,5 millones de kilos a través de este canal comercial.

Sin medios para corroborar o negar este hecho, lo que sí destacan desde el SLG es que muchas explotaciones quedaron sin vender millones de kilos. Desde el Sindicato Labrego Galego se señala que, por un lado, la llegada de buenas temperaturas aceleraba el deterioro del tubérculo; pero, además, la nueva campaña estaba comenzando ya comenzado en esas fechas, y los almacenes tenían que vaciarse para comenzar a trabajar con la semilla de patata. Los intermediarios y los almacenistas se aprovecharon de esta situación desesperada, dando paso a este tubérculo con precios miserables desde 4 céntimos de euros por kilo que, en el mejor de los casos, podría llegar a 8-10.

Al final, fueron los almacenistas quienes dieron salida a la patata estancada, pero a expensas de la rentabilidad de los productores. 

El Sindicato Labrego Galego piede a la Xunta que incluya al sector de la patata entre los más afectados por la pandemia de Covid-19 y cree ayuda para compensar las pérdidas sufridas y garantizar la continuidad de las explotaciones afectadas dentro del " Plan de Reactivación Agro” presentado en el último Consejo Agrario de Galicia.

Sección: