Agronews Castilla y León

 

  • Es necesario hacer frente a la crisis con un plan de emergencia antes de que tenga las dimensiones alcanzadas en la vecina Castilla y León, donde ya afecta a 1,61 millones de hectáreas

Los informes recientes sobre la tasa de incidencia de la plaga de "rata topo" que está causando estragos en la montaña de Lugo confirman que están afectados más de 1.600 hectáreas, pero la cifra real podría llegar a 2,000 según técnicos consultados por el Sindicato Labrego Galego. 

Entre las medidas que los planes de la Xunta para hacer frente a esta plaga está la colocación de trampas, en coordinación con las granjas. Sin discutir esta medida, desde el SLG cree que será insuficiente. En este sentido, subrayan como las principales causas de la superpoblación de roedores la desaparición de los depredadores naturales como el donicela, el zorro, o las aves rapaces ... principalmente por la caza, tanto legales como furtivos. Por lo tanto, desde el Sindicato Labrego Galego reclaman al Gobierno Autonómico que publique un decreto que prohíbe la caza de cualquier especie de depredadores naturales de las ratas topo en los municipios afectados y limítrofes debido a la presión continua sobre los depredadores que agudiza el desequilibrio ecológico y acentúe la crisis.

Desde este punto de vista, critican la celebración de la XXV Campeonato Gallego Caza del zorro en los municipios de Triacastela y Láncara afectadas por la plaga. La Xunta de Galicia debería prohibir provisionalmente el presente torneo y cualquier otra actividad que amenaza con crear un desequilibrio ecológico similar a la de jabalí en toda Galicia.

Además, la Xunta no puede mirar hacia otro lado ante las pérdidas que están sufriendo las granjas, más allá de los prados, creando una serie de subsidios para compensar. 

Por último, solicitan la convocatoria de una reunión con los sectores sociales y económicos de las zonas afectadas por la plaga para  coordinar fuerzas para tratar de encontrar las mejores soluciones a una plaga que en comunidades como Castilla-León ya afecta a 1,61 millones de hectáreas ( 20% de la superficie regional), causando 30 millones en pérdidas y centenares de personas infectadas por tularemia.

Sección: