Agronews Castilla y León

El Semáforo Laboral Cárnico se acaba de actualizar señalan en un comunicado de prensa desde Comisiones Oberras. Ya están en verde las empresas que recientemente regularizaron a los falsos autónomos que tenían en sus instalaciones porque firmaron un acuerdo con CCOO o porque no pudieron aguantar la presión. Desde febrero se ha “laboralizado” a seis mil personas. Las mayoría trabajaban en el Grupo Jorge (Aragón), Embutidos Rodríguez (León), Inasur (Córdoba), Frigoríficos Costa Brava (Girona), Cárnicas La Cope (Valencia), Carns Pont (Barcelona), Arento (Zaragoza), Viñals Soler (Barcelona), Grupo Tello (Toledo), Alejandro Miguel (La Rioja), Mafrica (Barcelona) y Dadyma (Valencia).

Lamentablemente, afirman desde el sindicato,todavía hay quienes se empeñan en subcontratar la actividad productiva a las falsas cooperativas de la industria cárnica. Tras la última oleada de regularizaciones, apenas quedan un puñado de empresas que se resisten, aunque algunas son muy importantes. Vall Companys aún cuenta con unos 350 falsos autónomos y autónomas, todos de Servicarne. El resto de las falsas cooperativas que trabajaban para este grupo derivaron al personal a las empresas multiservicios. La Corporación Alimentaria Guissona también se mantiene en la zona roja del semáforo porque en sus instalaciones trabajan 700 personas sin derechos. Las dos empresas catalanas acumulan la mitad de los falsos cooperativistas que quedan en el sector.

En septiembre el Semáforo Laboral Cárnico entrará en una nueva fase. A pie de supermercado el sindicato explicará a la clientela el fraude que todavía se comete en el sector y le animará a hacer una compra socialmente responsable. Será la ciudadanía la que decidirá si penaliza a los proveedores que venden carne manchada de fraude y de explotación laboral.

La campaña  ha sido calificada como un éxito desde el propio sindicato. Sin embargo, muchas de las personas que han abandonado el régimen de autónomos para pasar a ser asalariadas, se han incorporado a contratas y a subcontratas, principalmente empresas multiservicios. Las cárnicas tomaron esta decisión por la misma razón por la que recurrieron en su día a las falsas cooperativas: eludir su responsabilidad y evitar la aplicación del convenio sectorial. Se pasa así del fraude de las cooperativas al de la cesión ilegal de trabajadores y trabajadoras. El sindicato no lo permitirá. Combatirá esta situación con igual determinación y contundencia que hasta ahora. Denunciará ante la Inspección de Trabajo a las cárnicas que utilizan multiservicios y seguirá contando con el Semáforo Laboral Cárnico, que identifica a las empresas y a los supermercados que venden carne manchada de fraude. Está en la web www.industria.ccoo.es y dispone de un buzón de denuncias: carnesinfraude@industria.ccoo.es.

Tags: