Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • Un comité científico independiente ha elaborado el Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad, base para obtener el certificado

  • Desde INTERPORC, impulsores del proyecto, consideran que es "el reglamento más exigente de la Unión Europea”

El sector porcino español quiere ser, más si cabe, referencia mundial y con ese objetivo la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) ha presentado este miércoles 24 de abril en Madrid un sello de certificación que garantiza al 100% el bienestar animal. El sello Bienestar Animal Certificado va más allá de los puntos de obligado cumplimiento que ya establecen los reglamentos europeos, ya que viene marcado por el Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad INTERPORC Animal Welfare Spain (IAWS).

“Es el de mayor exigencia de la Unión Europea. Damos un paso adelante muy importante. Es algo parecido a cuando se llegó a la luna: un pequeño paso para INTERPORC y un gran paso para el sector”, ha asegurado Alberto Herranz, director de la interprofesional, quien considera que de esta forma “se cumplen con los requisitos que demanda el consumidor final: que sea un sector sostenible, con respeto por el bienestar animal… Ya tenemos una regulación exigente, pero ahora damos un paso más”.

“Damos un paso adelante muy importante. Es algo parecido a cuando se llegó a la luna: un pequeño paso para INTERPORC y un gran paso para el sector”

Un paso que viene fijado por el IAWS que ha sido elaborado por un comité científico independiente y avalado por el Ministerio, la distribución, las certificadoras y las organizaciones animalistas. El cumplimiento de este documento es condición indispensable para la obtención del sello Bienestar Animal Certificado, un distintivo que ya existe en otros países como Holanda, Dinamarca y Alemania y que otros, como Francia, están desarrollando.

“Ya estamos incorporando estas pautas de bienestar animal en los productos que exportamos, por lo que va a dar un valor añadido y diferenciador”, ha continuado Herranz. El IAWS implica a toda la cadena; lo tendrá que cumplir desde el productor hasta el comercializador, lo que supone “un plus adicional en materias relativas a la bioseguridad y la seguridad alimentaria”, ha añadido el director de INTERPORC que ha calificado el reglamento como “impecable”.

“Ya estamos incorporando estas pautas de bienestar animal en los productos que exportamos, por lo que va a dar un valor añadido y diferenciador”

Una normativa que contiene medidas “científicas y objetivas: cualquier certificador tiene que tener los mismos criterios, esté en Valladolid, Albacete o Vic”, ha reseñado Herranz. “El IAWS cumple con los principios de bienestar animal establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE): animales libres de hambre, sed y desnutrición; libres de miedos y angustias; libres de incomodidades físicas o térmicas; de dolor, lesiones o enfermedades; y libres para expresas las pautas propias del comportamiento”, aseguran desde INTERPORC.