Agronews Castilla y León

PORCAT, la Asociación Catalana de Productores de Porcino, se muestra contrario al canon económico de la Agencia Catalana del Agua que el Gobierno de la Generalitat quiere aplicar de forma gradual en las explotaciones ganaderas catalanas.

Ricard Parés, director de PORCAT, considera que este impuesto "no está justificado" porque "a diferencia del agua de uso urbano, la inversión para obtener y utilizar el agua la ha realizado en la mayoría de casos el propio ganadero ". Además, "el agua de uso ganadero no devuelve al alcantarillado sino que se gestiona junto con las deyecciones ganaderas, una gestión que asume al 100% el propio ganadero". De alra parte, PORCAT tampoco admite que este canon se proponga sólo para las granjas de determinada capacidad. 

Organizaciones como Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC) y la Federación Catalana de Cooperativas Agroalimentarias (FCAC), entre otros, también se han opuesto a esta normativa que se recoge en el anteproyecto de Ley de medidas fiscales, financieras, administrativas y del sector público de la Generalidad.

Con el nuevo impuesto, las explotaciones ganaderas incrementarían sus gastos asumiendo el sobrecoste de unos 3.000 € anuales. El canon se aplicaría de forma gradual hasta 2023, cuando ya estaría totalmente integrado. La recaudación total sería de 2.480.000 euros. 

Sección: