Los datos de la Encuesta Industrial de Productos del INE aseguran que en 2013 el sector del vino ha experimentado un incremento del 6,4% en su facturación, hasta superar los 4.400 millones de euros, gracias al aumento del precio medio del 8,1%.

No obstante, las ventas de este sector han sufrido una caída en volumen, al igual que sucedió con las exportaciones.

El incremento de facturación ha superado en 2013 el récord de ventas alcanzado en 2012, cuando se superaron por primera vez los 4.000 millones de euros. Todos los productos, salvo espumosos y vinos de licor, aumentan la facturación.

En términos de volumen, destaca el aumento de los vinos con DOP (+12,9%), tanto tintos como blancos, de los espumosos (+13,3%) y de los aromatizados.

El vino tinto con DOP supone el 41% del total de la facturación, seguido en importancia por los vinos espumosos, los tintos sin DOP y los blancos con y sin denominación de origen.

Fuente: financialfood

Sección: