Agronews Castilla y León

La presidenta de la Rioja, Concha Andreu, ha mantenido, recientemente, un encuentro con representantes del sector de bebidas espirituosas durante el acto de apertura de las “Jornadas de Reflexión y Tendencias”, que el sector organiza en Bodegas Campo Viejo (Pernod Ricard España) en Logroño. El acto se ha celebrado aprovechando que la Federación que agrupa al sector de bebidas espirituosas en España, Espirituosos España, celebra esta semana la reunión de su Junta Directiva y su Asamblea General en la Rioja, congregando a un amplio número de empresas representativas de esta industria a nivel nacional.

La presidenta de La Rioja ha querido destacar la estrecha vinculación de esta industria con la comunidad. “Un sector cuyas empresas concilian la actividad vinícola y destiladora en muchos casos, ofreciendo una experiencia completa al consumidor”.

Espirituosos España agrupa a una industria generadora de riqueza y empleo a nivel nacional. Así el peso económico del sector de bebidas espirituosas ha quedado patente durante la jornada, destacando que esta industria genera un Valor Añadido Bruto a la economía nacional cifrado en 7.585 millones de euros, y que cuenta con más de 3.800 centros de producción.

“Espirituosos España representa – ha señalado – a una industria que abandera, invierte y apuesta por la promoción del consumo moderado y responsable, desarrollando un amplio abanico de iniciativas destinadas a este fin y para prevenir el consumo en menores de edad y otros colectivos de riesgo”

Ignacio Osborne, presidente de Espirituosos España, ha agradecido a la presidenta de La Rioja su presencia en las jornadas, ofreciéndole impulsar estas iniciativas de responsabilidad social corporativa en la comunidad, al tiempo que ha querido reconocer la importancia y el peso que La Rioja tiene para la industria de bebidas destiladas, con empresas centenarias que concilian las actividades de la fermentación y la destilación, ofreciendo al consumidor una gran variedad de productos.

Durante la jornada el presidente de Espirituosos España también ha querido destacar que “en esta difícil coyuntura el sector está mirando hacia delante pensando en los consumidores y en la forma de seguir contribuyendo en positivo a la sociedad”. Y es que el Covid-19 ha afectado enormemente a las ventas del sector, que ha acusado su estrecha vinculación con la hostelería y el turismo. “En el 2020 el sector de las bebidas espirituosas ha sido de todos los sectores de bebidas el que más ha sufrido, con caídas de consumo con valores entre el -30% y el -50% (en algunos casos singulares incluso hasta el -80%), dependiendo del nivel de exposición a la hostelería y al turismo”.

A la crisis del Covid hay que sumar nuevos retos a los que se enfrenta el sector “como la crisis del transporte, el incremento exponencial de materias primas y el, aún si cabe, mayor aumento de los costes de la energía. Todos ellos están teniendo un serio impacto en nuestros negocios y también en nuestra agricultura”, ha recordado el presidente de Espirituosos España.

En 2021 se ha recuperado una parte de este consumo perdido, pero aún estamos muy lejos de los niveles pre-pandemia. “Más que nunca necesitamos apoyo. Con un impulso decidido de la economía, un marco legislativo que no afecte la competitividad, estabilidad fiscal y cambios importantes en la Ley Audiovisual como claves de todo ello”