Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • Así se lo han solicitado organizaciones agrarias, cooperativas y asociaciones al ministro de Agricultura que se reunirá este miércoles con el comisario europeo Hogan

  • “No queremos entrar en una guerra comercial, pero debemos defender nuestro intereses”, ha asegurado Luis Planas

El sector de la agricultura alza la voz contra los aranceles que Estados Unidos plantea imponer a los productos europeos a partir del próximo 18 de octubre. Organizaciones agrarias, cooperativas y asociaciones agroalimentarias afectadas así se lo han comunicado al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, este martes 8 de octubre en una reunión de urgencia mantenida en Madrid.

“No queremos entrar en una guerra comercial, pero debemos defender nuestros intereses”, ha asegurado Planas quien este miércoles 9 de octubre se reunirá en Bruselas con el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, y con la comisaria europea de comercio, Cecilia Malmström. La conclusión es unánime: las medidas arancelarias de Estados Unidos son “inaceptables e injustificables”, ha afirmado el ministro que ha destacado que “más de la mitad del sector agro se dedica a la exportación y para nosotros es un punto estratégico”.

“No está en nuestra mano. El impacto económico sería de 764,7 millones de euros”

El aceite de oliva, las aceitunas, el porcino, el vino, el queso o los cítricos son algunos de los productos que sufrirán a partir del 18 de octubre el aumento arancelario. “El impacto económico es de 764,7 millones de euros de volumen”, ha calcula en rueda de prensa el ministro Planas, quien a pregunta de AGRONEWS ha lamentado la decisión de la Organización Mundial del Comercio: “No está en nuestra mano. La OMC le dio la facultad a Estados Unidos de establecer en torno a 7.500 millones de dólares de compensaciones (por el panel Airbus), pero dentro de unos meses tendremos otro panel cruzado (a favor de Europa) por el caso Boeing que podría suponer una cantidad similar”.

“El próximo 14 de octubre, en Ginebra, se reunirá el Órgano de Solución de Diferencias de la y ahí sabremos si hay un acuerdo”

A ese clavo se agarran en España, el país más afectado de los cuatro castigados (junto con Alemania, Francia y Reino Unido) por la administración de Donald Trump. “Estamos en contacto con los demás socios comunitarios para unificar los puntos de vista y tener una posición más sólida y fuerte. El próximo 14 de octubre, en Ginebra, se reunirá el Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio y ahí sabremos si hay un acuerdo, un aplazamiento, una limitación o anulación”, ha informado el Planas.

COAG: “La clave es que la Unión Europea sea firme y contundente”

Desde la Coag califican de “medidas abusivas e injustas” los aranceles de Estados Unidos. “Va a ser difícil cambiarle el paso a la administración Trump”, ha asegurado en declaraciones a AGRONEWS Miguel Blanco, secretario general de Coag, quien cree que “la clave es que la Unión Europea sea firme y contundente con la voluntad de llegar a un acuerdo”.

UPA: “Estas guerras son injustas. Esperemos que la OMC recapacite”

“Estas guerras son injustas. Esperemos que la OMC recapacite”, ha dicho Lorenzo Ramos, secretario general de UPA, quien ha avanzado lo que pedirán en caso de no haber un aplazamiento a los aranceles: “Tendremos que exigir los sistemas públicos de intervención, el almacenamiento privado, medidas de intervención de mercados que se han ido eliminando por recomendación, precisamente, de la OMC, la PAC se tendría que replantear…”.

Cooperativas Agro-Alimentarias de España: “Quien va a pagarlo es el agricultor”

Desde Cooperativas Agro-Alimentarias de España, su presidente, Ángel Villafranca, ha mostrado su “apoyo total para defender los intereses de los sectores afectados y trasladar esta contundencia a la Unión Europea. Presumimos de tener una única política y se debe ver reflejada”. “Quien va a pagarlo es quien está abajo en la cadena, los agricultores”, ha pronosticado Villafranca quien ha pedido “la misma contundencia con la que se defendió a los automóviles y el acero cuando estuvieron amenazados en el mes de julio.