José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha clausurado hoy, 11 de abril,  el 'Seminario sobre el uso de las nuevas tecnologías para los controles de la PAC' organizado por la Junta de Castilla y León, el Fondo Español de Garantía Agraria y el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea.

El ahora responsable del sector agrario de Castilla y León ha señalado que el “relevo generacional que tanto se busca desde las distintas administraciones públicas, el rejuvenecimiento del sector no se puede llevar a cabo sin la aplicación de las nuevas tecnologías”

Además, ha recalcado que la aplicación de estas nuevas técnicas van a posibilitar una simplificación burocrática y van a agilizar el pago  de las ayudas de la Política Agraria Común, algo que es clave para el futuro del sector.

Juan Carlos Suárez Quiñones ha querido destacar el trabajo que se está realizando desde el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León en este sentido, “nuestra región por la variedad de cultivos que presente, el tamaño que tiene… es un perfecto bando de pruebas para todas estas tecnologías.

La PAC con borrador previo

Como se ha señalado en los dos días que ha durado este encuentro, la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León es una de las pioneras en la tramitación de las ayudas de la Política Agraria Común, desde la Dirección General propia de la que cuenta y dirige Pedro Medina.

Fue una de las primeras comunidades autónomas que contó con un programa propia de gestión de la PAC, siendo siempre una “avanzadilla” en la aplicación de las nuevas tecnologías y así lo fue con la declaración gráfica. Ahora Castilla y León quiere dar un paso más en esa simplificación, ofertando a los solicitantes de estas ayudas comunitarias un “borrador”, al estilo, por ejemplo con lo que sucede en España con la Declaración de la Renta, sobre la base de la documentación actualizada de su base territorial en el registro de explotaciones para liquidar las ayudas que les correspondan en base a la actividad agraria que se detecte en las distintas imágenes por satélites que se vayan analizando ya casi a diario, que el solicitante de la PAC sólo tendría que validar.

Sección: