Agronews Castilla y León

La Comisión de Desembalse del Guadalquivir sirvió para hacer balance de la pasada campaña de riego, la cual se desarrolló con total normalidad, pudiendo atenderse plenamente la demanda tanto de las zonas regables como de los abastecimientos urbanos. El volumen total desembalsado del Sistema de Regulación General para atender la campaña de riego entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre fue en concreto de 1.037 hm3, incluyendo los riesgos de prolongación autorizados en octubre, inferior a los 1.100 hm3 aprobados en la Comisión de Desembalse, lo que supone un ahorro de más de 60 hm3, bien significativo del compromiso y concienciación de los regantes sobre la necesidad de hacer un uso eficiente del agua, y su máximo esfuerzo por ahorrar agua, bien es verdad, que los cultivos implantados eran de menor demanda hídrica que los de un año normal, dada la situación hidrológica de Alerta del otoño de 2017.

Respecto a la Zona Arrocera y al estuario del Guadalquivir, el volumen desembalsado fue de 363,532 hm3 (285,570 hm3 por la presa de Alcalá del Río y 77,962 hm3 por el canal del Bajo Guadalquivir), de acuerdo con el volumen aprobado, con una salinidad ponderada media de 0,94 grs/litro, en valores adecuados para el cultivo del arroz.

Tras la campaña, y con los recursos embalsados en la actualidad, la Cuenca se encuentra en situación de normalidad, si bien el Sistema de Regulación General se encuentra en situación de “PREALERTA”. Con esta situación los regadíos tienen una alta probabilidad de poderse atender con normalidad durante la próxima campaña, aunque ello dependerá de cómo se desarrolle el actual año hidrológico, que en principio está siendo más húmedo de lo normal, sobre todo en la parte baja de la cuenca, con precipitaciones medias de 200 l/m2, lo que garantiza que las lluvias de invierno puedan escurrir más y aportar recursos a los embalses.

 

Sección: