José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Más de 200 regantes llegados de buena parte de las provincias de Castilla y León han mostrado el malestar de este colectivo ante el contenido del borrador de Plan Hidrológico que regirá los designios de la cuenca del Duero entre 2022 y 2027.

Mañana, 22 de diciembre, acaba el plazo para la presentación de las correspondientes alegaciones y con este acto, las principales comunidades de regantes de la cuenca han reclamado, en primer lugar, a la CHD y su presidenta que se escuchen sus demandas y, en segundo lugar, un aumento de la regulación de la cuenca, como forma de asegurar estabilidad en la disponibilidad de un agua que es fundamental para el desarrollo de la agricultura y la ganadería de Castilla y León.

“Los regantes somos los que consumimos el 70% del agua, pero lo hacemos, quiso destacar el presidente de Ferduero, Ángel González Quintanilla, para producir alimentos, no la derrochamos por derrocharla, la dedicamos a la producción de alimentos”. “Así, que somos los primeros interesados en conservarla, vivimos de ella, somos los más ecologistas de los ecologistas, vivimos en y del medio ambiente, por lo que los primeros interesados en conservarlos somos los agricultores y ganaderos”

González Quintanilla aseguró que venimos hasta las puertas de la Confederación Hidrográfica para pedir que las cosas se hagan bien en el Duero, “tienen que contar con nosotros que somos los mayores consumidores de agua, tienen que tener en cuenta nuestras opiniones…algo que no ha pasado hasta la fecha ni cuando se consultaron los Esquemas de Temas Importantes ni tiene mucho que se vaya a responder a las 1.500 alegaciones que vamos a presentar”, aseveró ante los medios de comunicación.

REGULACION

La regulación de los distintos cauces es, sin lugar a dudas el gran caballo de batalla de este Plan Hidrológico, como lo fue en el anterior y en los previos. Los regantes lamentan que la cuenca del Duero apenas cuenta sistema de ordenación en el 31% de la misma frente al 200% que presenta, por ejemplo, la del Guadalquivir. “Sólo estamos pidiendo pequeñas regulaciones, no obras gigantescas que nos permitan llegar hasta el 45-50%”, demandaban desde Ferduero. “Todas estas obras la pagamos nosotros, pero es el conjunto de la sociedad la que se beneficia de ellas. Además, pedimos un estudio serio que analice quien es el que contamina de verdad…ahora están apareciendo muchos datos sobre las depuradoras, el metano…y las principales obras que se plasman en el nuevo proyecto de Plan Hidrológico son…depuradoras”, afirmaba Ángel González Quintanilla, presidente de Ferduero. “Esta muy bien hablar de medio ambiente, pero que no se olviden de la economía como los agricultores estamos realizando fuertes inversiones en la modernización de regadíos para que luego no te dejen producir y vivir del campo. Nos están echando del medio rural con continuas y crecientes restricciones que cada vez nos hacen más difícil regar”

Los regantes hacían especial hincapié en las regulaciones del Órbigo, de la Cueza e incluso en la zona del Acuífero de Los Arenales para tratar de regar con aguas superficiales y dejar recuperar las subterráneas”

 

Luis Alberto Nebreda, comunidad de regantes del Canal del Pisuerga

El presidente de la comunidad de regantes del Canal del Pisuerga, Luis Alberto Nebreda, mostraba a AgroNews, en malestar que en el sector ha provocado este nuevo proyecto de Plan Hidrológico al que se pueden presentar alegaciones hasta mañana 22 de diciembre. “Las alegaciones son las puntuales que responden  a hectáreas de riego, a volúmenes de agua; y las generales, que son las que nos afectan a todos los regantes de la cuenca, siendo precisamente estas con las que tratamos de parar el ataque al sector agrario que supone el nuevo Plan ya que limita de forma clara el trabajo de los agricultores, nos ponen trabas en el uso de determinados insumos, nos recorta derechos, reduce las dotaciones de agua y establece peajes”

“Es evidente que los problemas del regadío en Castilla y León no se van a solucionar en un día, aseveraba Nebreda, pero tenemos que trabajar para incrementar la capacidad de regulación que existe en nuestros cauces. Y, en este tema, no se propone obra alguna de un calado importante, es cierto que se habla de ellas…pero no se las dota de presupuesto. Basta con mirar el ejemplo de las balsas de la Cueza, que podría ser el final del polémica trasvase de agua desde Riaño, pero cuesta cada una 30 millones y se presupuestan 5, que se quedan en informes, estudios…pero sin hacer nada”

 

CHD

Por su parte la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Cristina Danés, aseguró que se han producido más de 13 reuniones presenciales con los regantes por lo que no se puede decir que no han participado en la elaboración del borrador del Plan. Además, quiso señalar que el nuevo documento si que aporta nuevas regulaciones, pero siempre siguiendo las directrices que emanan de Europa tanto en lo que se refiere a la conservación del medio del ambiente como del agua y los cauces, buscando además un uso eficiente de los recursos.

JUNTA DE CASTILLA Y LEON

El viceconsejero de Desarrollo Rural y director general del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, Jorge Llorente, acompañado de la directora general de Desarrollo Rural, María González, han registrado en la mañana de hoy telemáticamente las alegaciones firmadas conjuntamente por el sector agrario, ayer, 20 de diciembre, en Palencia.

La Consejería reitera que, en su apuesta por mejorar un uso sostenible, racional y equilibrado del agua para el regadío, las alegaciones plantean diferentes ámbitos de actuación: mayores regulaciones en la cuenca del Duero, por tratarse de la que menor capacidad de regulación tiene, a excepción de las del norte de España, inclusión de nuevos regadíos, mejora en la gestión de las aguas subterráneas y la contaminación difusa.

Todo ello teniendo en cuenta que Castilla y León tiene un porcentaje de regadío respecto a la superficie de cultivo del 12,6% frente al 21,7% de la media nacional, es decir nueve puntos por debajo.

Como recordatorio, simplemente citar que el documento ha sido elaborado y suscrito por la Consejería, las diputaciones provinciales de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, las cuatro organizaciones profesionales agrarias con representación en la Comunidad (Asaja, Upa, Coag y Uccl), la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl) y la Asociación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Duero (Ferduero).

Sección: