• Presentará una propuesta en el pleno provincial para exigir a la Junta la paralización del traslado
  • Briones anuncia que en caso de que se produzca el cambio de sede se promoverá la creación de una marca de calidad propia

El grupo socialista elevará al pleno de la Diputación de mañana una propuesta mediante la que se pretende exigir a la Junta de Castilla y León la “paralización inmediata del cambio de sede de la IGP del lechazo”. Y es que, según ha explicado esta mañana el diputado arandino Luis Briones, se está planteando un cambio de la sede que actualmente funciona en Aranda de Duero. Un cambio que “no sabemos quién” está promoviendo y del que “no hemos recibido notificación oficial”.

En este sentido, Briones ha asegurado que “nos hemos enterado por la prensa” de que se está planteando que la sede de la IGP del lechazo se traslade a Zamora después de haberse mantenido en Aranda desde su creación. “No tiene sentido que quien ha sacado adelante la IGP” cuando “apenas era nada” pierda la sede de la institución, ha subrayado el que fuera alcalde de Aranda cuando se creó la figura de protección.

Además, a juicio de Briones se trataría de un “proceso irregular” que se está desarrollando ”sin motivación jurídica” ni “criterios de adjudicación”, por lo que aparte de buscar el apoyo del resto de grupos políticos con presencia en la Diputación, ya se ha planteado la posibilidad de presentar un recurso contencioso-administrativo si finalmente se toma la decisión de trasladar la sede. Una decisión que, asegura, se realizaría “con el avenimiento de la Junta”. No en vano, el reglamento de la IGP le confiere a la Consejería de Agricultura presencia en el propio consejo, aunque no voto.

Lo que está claro es que la pérdida de la sede de la IGP del lechazo supondría un duro golpe para Aranda, ya que es uno de los pilares del sector agroalimentario de La Ribera. ”El estado de cabreo es importante en la zona”, puesto que el traslado de la sede “afectaría al sector” de manera directa, ha señalado Briones.

Marchamo

De hecho, el diputado provincial ha asegurado que en caso de que se certifique  el traslado del consejo regulador de la IGP, se promoverá una actuación para “recuperar el marchamo de Aranda de Duero“. Es decir, si la IGP se va a Zamora, Aranda peleará por crear una nueva marca de calidad para el lechazo de La Ribera.

G. de la Iglesia. www.burgosconecta.es

Provincias: