María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

José María Casas, presidente de la lonja de Zamora, ha llevado a cabo un balance del 2021 para AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN al que ha calificado como “un año complicado del que quisiéramos olvidar todo”.

Se expresa así el responsable de la lonja zamorana porque reconoce que para el sector “ha sido muy complicado fijar los precios teniendo en cuenta que debido a la pandemia seguimos sin poder reunirnos en nuestra sede”.

En este sentido reconoce que “ha sido un año del que quisiéramos olvidar por el tema de la Covid-19. Es preocupante hablar de trabajo cuando hay mucha gente que tiene problemas por la salud, pero ha sido un año complicado”. “Primero porque ha sido muy difícil cada semana dar unos precios ya que no hemos podido reunirnos presencialmente y nos gustaría poder disfrutar viéndonos las caras en el ambiente de la lonja, pero debido a esta pandemia seguimos sin poder hacerlo”, señala.

Dice Casas que “es una vivencia en el que antes compradores y vendedores luchamos, a nuestra manera, por poner unos precios lo más orientativos posibles, llevamos un año en el que lo estamos haciendo telemáticamente y telefónicamente en un recinto en el que no podemos estar todos porque no se puede uno reunir. Llevamos un año haciendo lo mejor que podemos, intentamos acercar precios de las distintas mesas a todas las personas de manera más asequible y lo más equilibrado posible, esperamos que en un tiempo no muy lejano podamos ocupar nuestros sitios y podamos sentarnos a realizar una lonja como se hacia antes de la pandemia de discutir amablemente allí los precios y que cada uno defienda su parcela como siempre ha pasado en la lonja de Zamora”.

Como prueba de lo “difícil y complicado de este 2021” fue el no fijar precio la última semana de diciembre en la mesa de ovino para los lechazos, el porque lo explica muy expresivamente el presidente de la lonja “la causa se puede decir que fue especial, el tema ganadero es muy complicado algunas veces, hay semanas al cabo del año difíciles porque el mercado en cuestión de horas se balancea tanto para un lado como para el otro, en el sector del ovino al igual que le ha pasado al tostón, ha ocurrido eso, el contagio tan rápido de la nueva variante provocó el miedo en las personas por acudir a celebrar cenas y eventos, las ventas cayeron al 100 por ciento, era difícil poner un precio que se ajustara a la verdad, en ese sentido, las personas que llevan a cabo las cotizaciones en la mesa del ovino decidieron esperar hasta que la situación permitiera establecer unos precios más reales”.

Hay que señalar que esta semana el año ha empezado de nuevo a cotizar en la mesa del ovino por lo que la normalidad parece que vuelve a imperar en la lonja.

Para este año 2022, la lonja va a seguir trabajando como hasta ahora “vamos a intentar fijar los precios de la mejor manera posible, en cereales para los agricultores es muy bueno porque se incrementa la cotización pero para los ganaderos es más complicado porque los piensos están entre un 30-40 por ciento más caros”.

Tags: 

Sección: 

Provincias: