Agronews Castilla y León

China es el mayor mercado de comercio electrónico del mundo, y se calcula que las ventas agroalimentarias a través del comercio electrónico ascenderán a algo menos de 82.000 millones de euros en 2020, lo que equivale al tamaño del mercado total de alimentos y bebidas de los países del Benelux. Es un destino importante para las exportaciones agroalimentarias de la UE en general, y cada vez más para las ventas a través del comercio electrónico. El estudio publicado hoy por la Comisión Europea ofrece una visión global de las oportunidades de mercado existentes y potenciales, así como de los retos a los que se enfrentan los agentes agroalimentarios de la UE para exportar sus productos a través del comercio electrónico a China.

China es el tercer destino de las exportaciones agroalimentarias de la UE, con un total de más de 17 000 millones de euros en 2021 y que representa el 8,7 % del comercio agroalimentario total de la UE27. El amplio mercado de comercio electrónico para los productos agroalimentarios de la UE en China se estima en unos 2 200 millones de euros en 2020. Se prevé que el mercado chino global de comercio electrónico de productos agroalimentarios siga creciendo con fuerza en los próximos años (un 10 % anual).

El estudio identifica varios factores relevantes para los exportadores agroalimentarios de la UE, entre los que se incluyen: los productos con mayor potencial; las dificultades más frecuentes; las perspectivas para determinados productores (PYME, productores ecológicos y productores con IG); las plataformas y socios potenciales; los modelos de negocio; y las iniciativas adoptadas para apoyar las exportaciones.

La creciente clase media de China exige cada vez más productos de mayor calidad y los productos occidentales son más populares entre los consumidores de la generación Z y los millennials. Esto lleva a una perspectiva positiva para los productos agroalimentarios de la UE vendidos a través del comercio electrónico, especialmente para los productos ecológicos y con indicación geográfica.

Tras un análisis exhaustivo de diversos factores, el estudio concluye que las siguientes categorías de productos parecen tener el mejor potencial: productos percibidos como saludables (por ejemplo, a base de plantas); alimentos para bebés; vinos y bebidas espirituosas; IG alimentarias (especialmente productos cárnicos y lácteos procesados); productos ecológicos envasados; y alimentos para mascotas.

Otras categorías también muestran perspectivas prometedoras: complementos alimenticios y superalimentos (vitaminas, barritas, etc.); cereales y productos para el desayuno; aceite de oliva; café; galletas y aperitivos; leche y productos lácteos; y confitería. Para poder vender en línea, es esencial que los productos posean una marca y que tengan una larga vida útil. Estas dos características explican en gran medida el limitado potencial de los productos frescos para ser exportados a través del comercio electrónico.

La necesidad de localización y promoción, así como el diferente panorama tecnológico de China, suelen plantear retos para las exportaciones de la UE. También puede haber problemas con el envío de mercancías a China a tarifas económicamente atractivas, el nivel de competencia en el mercado, la viabilidad económica de la venta a través del comercio electrónico (sobre todo, la elevada tasa de entrada para la mayoría de las plataformas chinas de comercio electrónico), o la protección de los derechos de propiedad intelectual.

Existe un importante número de documentos de orientación a disposición de todos los operadores de la UE interesados en acceder al mercado chino de comercio electrónico. Además, existen notables iniciativas de la Comisión Europea para apoyar las actividades en el mercado chino, incluida la financiación de la promoción de los productos agroalimentarios de la UE. El Centro para las PYME de la UE lleva a cabo muchas iniciativas importantes, incluidos varios seminarios web y publicaciones de gran relevancia para las empresas que exportan a través del comercio electrónico y/o venden productos agroalimentarios en China.

La investigación para el estudio tuvo lugar entre finales de 2020 y diciembre de 2021 y fue realizada por un consorcio de empresas expertas en Europa y en China.