José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Es, sin lugar a dudas, uno de los casos de éxito actuales de la ganadería española, hablamos del porcino, un sector que, gracias al impulso dado a la bioseguridad, la genética, el bienestar animal o al esfuerzo realizado en temas claves como la protección del medio ambiente o la reducción del consumo de antibiótico, ha logrado conquistar no sólo el mercado interno sino también el exterior con ventas crecientes más allá de nuestras fronteras.

Para analizar la situación del sector en estos momentos y repasar algunas de sus vicisitudes desde AgroNews nos hemos puesto en contacto con uno de esos ganaderos que son ejemplo de profesionalidad y trabajo bien hecho. Nos referimos a Miguel Ángel Ortiz, ganadero de la pequeña localidad soriana de Langa de Duero, de apenas 700 habitantes, donde decidió quedarse siguiendo la tradición familiar y donde cuenta en la actualidad con 5.000 madres en dos granjas, en las que trabaja en integración con un contrato con la cooperativa Copiso en la producción de lechones de 20 kilos.

Miguel Ángel, trabajas en integración ¿Cómo valoras el sistema?

En un método que lleva en macha más de 20 años en el que el ganadero aporta las instalaciones y todos los “inputs” necesarios para que funcionen como la inversión, la energía, la mano de obra… mientras que la integradora aporta los animales, los piensos, los medicamentos… y toda la comercialización del producto…es un sistema de sinergias, con un contrato… en el que todas las partes de la cadena ganamos.

Sin embargo, son muchas las voces que los critican

La verdad es que la ignorancia suele ser atrevida y libre. La conexión que tenemos todas las partes de esta cadena que formamos el ganadero, en este caso yo como profesional, mi cooperativa Copiso, Incarlopsa que comercializa nuestros animales y, finalmente, Mercadona que los vende, funciona. Es evidente que en un momento unos ganan más y en otros las tornas cambian pero tenemos estabilidad en los precios y seguridad de producción, algo que se ha comprobado en la pandemia donde en todo momento ha habido carne de cerdo en los lineales algo que no ha pasado en otros países de la propia Unión Europea donde la cadena de suministro se ha roto como por ejemplo Alemania.

El sistema funciona, y cada vez se ve que es más eficiente en un mundo como el agrícola y el ganadero en el que la volatilidad es creciente. Nos da una estabilidad que es muy importante para trabajar y avanzar.

Ahora que se habla tanto de esas macrogranjas, sin saberse muy bien cuando se es macro o micro ¿Con que granja puede vivir una familia?

Es muy sencillo, una familia para vivir necesita una granja de 3.000/4.000 plazas de cebo…mientras que si hablamos de una de 2.500 madres ya necesitamos 15 trabajadores para sacar todo el trabajo adelante…y hombre esa mano de obra, quizás, pueda ser importante para frenar la despoblación en el medio rural…Soy un convencido de que el porcino puede ser un elemento clave para mitigar ese abandono de los pueblos…

La normativa regula muy claramente que no puede haber granjas de más de 860 UGM que se traducen en 7.200 plazas de cebo o en 2.685 madres con transición…desde luego el modelo español esta muy lejos, por mucho que algunos traten de convencernos de lo contrario, del chino con granjas de 80.000 / 50.000 madres o el de Estados Unidos que alcanza cifras que superan las 15.000

Uno de los temas en los que más ha avanzado el sector es en el del Bienestar Animal.

En 2013 los ganaderos ya hicimos un esfuerzo importante en este sentido… los animales han ganado espacio en las granjas…ya están sueltas las madres a los 28 días de gestación… y seguimos avanzando en este tema de tal forma que ya son muchas las granjas en las que las madres se mueven con total libertad en todo momentos…vamos a seguir dando pasos en este sentido, aprendiendo de la experiencia que vamos adquiriendo…los primeros interesados en que los animales se encuentren bien somos los propios ganaderos… eso es indudable…

¿y los antibióticos?

Mira, la colistina, en apenas unos años, se ha dejado de emplear en un 99%. En 10 años ha caído el uso de antibióticos en el sector porcino en cerca de un 40%... pero es que estamos dando pasos muy importantes en la reducción de la huella hídrica de tal forma que hemos pasado de necesitar 100 litros de agua para conseguir un kilo de carne a emplear poco más de 28…

Y ya para finalizar, ¿Qué me puedes contar de la gestión de purines?

En buena parte de Castilla y León no tenemos problemas con ello pues se emplean de forma tradicional y habitual como abono y tenemos tierras más que suficiente para ello… pero también estamos dando pasos muy importantes en la gestión de los mismos e incluso estamos trabajando para que se puedan emplear en la producción ecológica con lo que conseguiríamos dar un valor añadido a uno de nuestros subproductos que peor fama tiene y que tan necesario es para nuestros campos como abono orgánico

Sección: 

Provincias: