El Parlamento Europeo califica el final de las cuotas como «una oportunidad para construir un sector lácteo más seguro y sólido para el futuro»

Agronews Castilla y León

4 de abril de 2015

img 0256 copiar 4

La cantidad de leche producida en la UE por primera vez en tres décadas será determinado por las fuerzas del mercado tras el final de las cuotas el 1 de abril. Las cuotas se introdujeron en 1984, cuando la producción sobrepasó a la demanda con el objetivo de poner fin a Europa de «lagos de leche y montañas de mantequilla». Se espera que mediante la supresión de las cuotas, los productores de leche de Europa sean capaces de abastecer a los mercados de rápido crecimiento en Asia y África. Sin embargo, algunos agricultores les preocupa que podría conducir a la volatilidad de los precios.

La idea que está detras de la abolición de las cuotas lácteas es, según refleja en Parlamento Europeo en un artículo destinado a la prensa, esdar a los productores de leche de la UE una mayor flexibilidad para responder a la creciente demanda, especialmente en el mercado mundial. Incluso con las cuotas, las exportaciones de lácteos de la UE han incrementado su valor en un 95% en los últimos cinco años.Las exportaciones de productos lácteos a Corea del Sur más del doble entre 2010 y 2014.

El europarlamentario polaco Czeslaw Siekierski, presidente del comité de agricultura del Parlamento, señaló que si bien los productores de leche tienen algunas preocupaciones, han sido conscientes de la supreción desde 2003: «Las cuotas lácteas no salvaguardan el mercado de las fluctuaciones significativas en los precios, los ingresos y la producción. «

La leche europea se produce en aproximadamente 650.000 explotaciones de la UE. La industria factura 55.000 millones de euros, mientras que las empresas procesadoras de lácteos emplean a 300.000 personas.

Otro eurodiputado, el británico, James Nicholson ve la abolición de las cuotas lácteas como el fin de una era para la industria láctea: «Después de 31 años es comprensible motivo de cierto nerviosismo y temor para los productores de leche.»

Nicholson, quien está a cargo de la redacción de un informe sobre el sector lácteo de Europa, considera que la supresión de las cuotas como «una oportunidad para construir un sector lácteo más seguro y sólido para el futuro». También instó a la UE para ayudar a mitigar los efectos de la volatilidad de los precios en los agricultores.



Share This