José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Las continuas lluvias caídas en los últimos meses, beneficiosas en líneas generales para el sector agrario, sin embargo, en determinadas zonas y en ciertos cultivos están generando problemas más que significativos.

Este es el caso de una parcela de 3,5 hectáreas de zanahorias de variedad “soprano”, sembradas en febrero, “justo antes de que se iniciaran las lluvias”, asegura a AgroNews Raúl Bermejo, el agricultor propietario de las mismas, “desde entonces no ha parado de llover, los surcos se fueron encharcando y para colmo de males el agua de un arroyo cercano se desbordó lo que provocó la inundación de las zonas más cercanas a él y encima una granizada castigo toda la zona foliar”. “La verdad, estábamos pensando en ararlas y volverlas a sembrar, las raíces tenías mucho fusarium… pero entonces conocimos la posibilidad de aplicar el ozono y la posterior inoculación de microrganismos beneficiosos y nos decidimos a probar”, concluye Bermejo. “Ahora se ha visto una gran mejoría, basta con verlas, pero a finales de julio cuando las arranquemos veremos los rendimientos y podremos sacar unas conclusiones definitivas”

Esa mejoría ha sido gracias a la aplicación de ozono un “nuevo sistema” como les gusta denominarlo a los responsables técnicos de TRITICUM AGRO y Agroineco, dos empresas que han unido fuerzas para aportar nuevas experiencia a los agricultores.

 “Hemos realizado un tratamiento de ozono el 27 de abril, con una duración de dos horas en cada postura de los tubos. Intercalamos el camión que lleva la máquina que crea el ozono entre la toma de agua y la aplicamos a través de los aspersores” asegura Iván Cadenas de Triticum Agro. “La gente se sorprendía de que estuviésemos regando mientras llovía pero lo que estábamos haciendo era aportar oxígeno a la tierra”

“Posteriormente, continúa Cadenas, llevamos a cabo tres  inoculaciones de microorganismos beneficiosos los días 28 de abril, y el 4 y 11 de mayo”, “realizamos una genérica y otra con microorganismos que actúan sobre el fusarium”, aseveraba Bermejo. “Y ya no se realizarán más tratamientos, se ha aplicado un fungicida para cicatrizar las heridas provocadas por el pedrisco, ahora hay que ver como evoluciona el cultivo, recordar que hemos aplicado una serie de microrganismos beneficiosos que se van a ir reproduciendo, provocando beneficios en la tierra, poco a poco, como mucho habría que hacer lo que llamamos un recordatorio”, señala Iván Cadenas.

A finales de julio, el momento en que se calcula que se pueden arrancar las zanahorias volveremos a ver los resultados.

TRITICUM-AGRO, S.L.

De reciente creación como empresa pero con una amplía experiencia en el trabajo en el sector agrario de Castilla y León, del que se han convertido en una clara referencia de innovación y de “ir más allá” de las producciones y cultivos tradicionales, TRITICUM AGRO aparece como el enlace idóneo entre los agricultores y la industria agroalimentaria, ofreciendo a los primeros cultivos de alto valor añadido y a los segundos una materia prima de alta calidad.

Esas producciones van desde espinacas a trigos DE ALTO VALOR AÑADIDO destinados a la INDUSTRIA TRANSFORMADORA como a colzas, GIRASOL, LENTEJA… una amplía oferta BAJO EL AMPARO DE UN CONTRATO que permite, por ejemplo, mejorar las rotaciones en las explotaciones CON UN PRECIO ASEGURADO. Siempre actuando en ellas desde el principio, apostando por semillas certificadas de alta calidad, aprovechando la inclusión de la empresa dentro del Registro Oficial de PROVEEDORES DE VEGETALES DE CYL ROPCYL, CON SEMILLAS CERTIFICADAS DE TRIGO DURO ENTRE OTRAS y Operadores de Medios de Defensa Fitosanitaria, el famoso ROPO, o el desarrollo de planes de Gestiones Integradas de Plagas, sin olvidar modelos de trazabilidad como puede ser el Global GAP.

Tags: 

Sección: