Los rehaleros de toda España se han plantado ante el hostigamiento del que están siendo objeto por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que considera a las rehalas una actividad económica y que, por tanto, obliga a los rehaleros a cotizar a la Seguridad Social y a darse de alta ante Hacienda para ejercer esta actividad.

La petición de distintos colectivos de rehaleros solicitando al Gobierno una moratoria en la aplicación de estas medidas, hasta concretar en qué circunstancias puede considerarse la caza una actividad económica, no ha tenido respuesta por el momento, y como consecuencia de ello el pasado 13 de septiembre 6.000 rehaleros se manifestaban en Madrid frente a las puertas del Ministerio de Empleo.

Ante la inseguridad que ha provocado esta medida entre los rehaleros, que deja a criterio de los inspectores de Trabajo posibles sanciones, la mayoría de este colectivo ha decidido no participar en montería alguna hasta que se modifique la normativa o se suspendan las inspecciones como consecuencia de la negociación que la  Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería Española pretende llevar a cabo con el secretario de Estado de la Seguridad Social,  Tomás Burgos, por lo que muchas monterías han sido ya suspendidas y otras lo harán en los próximos días por la falta de rehalas para su celebración.

Mesa en Defensa de la Rehala

La Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería Española, reunida el pasado  jueves, 18 de septiembre, para valorar los resultados de la manifestación celebrada el día 13 ante las puertas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, quisieron agradecer el esfuerzo de las más de 6.000 personas que participaron en la protesta, y que califican “un éxito de organización, de asistencia y, sobre todo, de comportamiento de todos los cazadores asistentes”.

En esta última reunión de la Mesa en Defensa de la Rehala se acordó una hoja de ruta urgente de acciones coordinadas por esta organización antes del comienzo de la temporada cinegética, entre las que cabe señalar la reunión solicitada al secretario de Estado de la Seguridad Social al objeto de iniciar una nueva vía de negociación toda vez comprobado el fracaso de las negociaciones llevadas a cabo con la Inspección de la Seguridad Social.

El objetivo de este encuentro será trabajar en la modificación de la normativa y, especialmente, lograr una moratoria de las inspecciones en la próxima temporada y hasta que se modifique la norma de acuerdo a las peticiones de la Mesa en Defensa de la Rehala. Asimismo, desde la Mesa se ha decidido iniciar un estudio jurídico y laboral con el objeto de poner sobre la mesa en la próxima reunión ministerial, propuestas que defiendan los intereses de las rehalas españolas.

En definitiva, ante la inmediatez del inicio de la temporada cinegética, la Mesa de la Rehala asegura que seguirá trabajando para que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social “dé marcha atrás en sus pretensiones de que la rehala siga siendo considerada una actividad económica y que todos los rehaleros estén dados de alta en el régimen de autónomos”. De los resultados de estas acciones la Mesa dará cuenta a los rehaleros en próximos comunicados. 

Miguel Corral - www.salamancartvaldia.es

Sección: 

Provincias: