Agronews Castilla y León

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través de la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria y la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad, ha actualizado el Manual práctico de operaciones en la lucha contra la peste porcina africana (PPA), documento que tiene por objeto servir como guía de trabajo a los Servicios Veterinarios Oficiales en caso de sospecha y de confirmación de focos de PPA.

La Peste Porcina Africana (PPA) es una enfermedad infecto-contagiosa que afecta a los suidos domésticos y salvajes, causada por un virus de la familia Asfarviridae, género Asfivirus. Se caracteriza por originar lesiones de carácter hemorrágico y de curso
generalmente fatal en las formas agudas, afectando a animales de todas las edades. La mortalidad y morbilidad suelen ser muy elevadas, si bien también se han descrito cepas de menor virulencia que causan infecciones crónicas o leves. Por su gravedad, gran poder de difusión y repercusiones económicas, es una enfermedad de declaración obligatoria, incluida dentro del grupo de enfermedades de enfermedades de declaración obligatoria de la Unión Europea, y de la lista de enfermedades de la OIE y de España.

Desde 1994, nuestro país se encuentra libre de esta enfermedad, pero dentro de Europa, aún se mantiene de manera enzoótica en la isla italiana de Cerdeña, en 1999 se registró un brote epidémico en el sur de Portugal y en verano del 2007 se declaró la enfermedad en varios países del Cáucaso, desde donde se introdujo en la Federación Rusa y se diseminó hacia Ucrania, Bielorrusia y Moldavia. Dentro de la UE, en 2014 se confirmó la presencia del virus de la PPA en jabalíes y/o en explotaciones de cerdo doméstico en Lituania, Letonia, Estonia y Polonia. Desde entonces la PPA ha continuado activa en el este de Europa y en ha sido detectada por primera vez en Rumanía, Hungría, República Checa, Bulgaria y Bélgica. La aparición de la enfermedad provoca importantísimas pérdidas económicas, tanto directas por muerte de los efectivos y disminución de la producción, como indirectas, originadas fundamentalmente por las repercusiones en el comercio de este ganado y de sus productos.

Por todo ello, y teniendo en cuenta lo establecido en el artículo 21 del Real Decreto 546/2003, de 9 de mayo, por el que se establecen las disposiciones específicas de lucha contra la peste porcina africana, se ha elaborado dicho Manual.

 
 

Tags: 

Sección: