María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

El recinto ferial de la capital zamorana ha acogido durante el fin de semana el mercado del ajo más atípico de los últimos tiempos debido a la situación de pandemia en el mundo que también ha repercutido en nuestra ciudad.

De haber sido un año normal se habría celebrado durante las ferias y fiestas de San Pedro a finales de junio en la tradicional feria del ajo en la Avenida de las Tres Cruces donde miles de visitantes y zamoranos hubieran acudido a comprar el tradicional producto característico de esta provincia como es el ajo.

Finalmente, la situación se pudo solventar gracias a la organización y colaboración del Ayuntamiento de Zamora, Caja Rural, la Diputación Provincial y las tres organizaciones agrarias, ASAJA, COAG y UPA que realizaron un mercado del ajo en Ifeza.

En esta ocasión el número de expositores alcanzó los 114 puestos procedentes de varias localidades de la provincia, las más tradicionales donde se cultivan ajos, como son Fuentesaúco, El Maderal, Villabuena del Puente, Bóveda de Toro, Cuelgamures, Fuentelapeña, Jambrina, Zamora, El Pego, Fuentespreadas, San Miguel de la Ribera, Argujillo, El Piñero, Guarrate, Venialbo, Villaescusa, Villaralbo, Casaseca de las Chanas, Coreses, Cubillos, Fresno de la Ribera, Gema, Peleas de Arriba, Sanzoles, Villalazán, Villamor de los Escuderos, Villanueva del Campo y un productor procedente de Salamanca.

El mercado de ajos de este año ha podido poner a la venta 300.000 kilos de este producto, tan solo un 30 por ciento, de lo que viene siendo habitual en las fiestas de San Pedro.

Cientos de visitantes han podido pasar por el recinto que ha cumplido con todas las normas sanitarias adecuadas en este caso. El mercado ha estado acotado con una entrada principal de acceso y salida diferenciada para poder llevar a cabo sin problemas el distanciamiento entre los puestos.

Los ajeros zamoranos, pese al calor que han pasado durante los dos días de feria, han podido dar salida a su producto en este inusual mercado. Jesús Miguel, un ajero de Bóveda de Toro reconocía a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN que “preferimos que se celebre como todos los años en las Tres Cruces, aquí ha estado bien porque podemos vender nuestros ajos, que de otra forma hubiéramos tenido problemas para hacerlo, pero ha sido muy raro”.

En este sentido, también Benita Pérez, una productora de la localidad de Guarrate decía que “hemos podido venderlos desde casa porque no sabíamos si este mercado resultaría bien pero al final ha estado todo perfecto, lo que si nos ha ayudado mucho ha sido darnos a conocer a través de las redes sociales, que ha sido otro punto de apoyo para dar salida a los ajos”.

Como en otras ocasiones lo que no ha cambiado ha sido el precio que se han comercializado a 3, 4, 5 y 6 euros la ristra, “dependiendo del tamaño”, señalaba Diana Arroyo de Fuentesaúco. La calidad ha sido “muy buena” según reconocían todos los productores.

Provincias: