Agronews Castilla y León

 

  • COAG CASTILLA Y LEÓN COAG pide a la Junta de Castilla y León que promueva una normativa para la compensación de daños soportados por las explotaciones ganaderas
  • La organización agraria reclama a la ministra Teresa Rivera la publicación urgente de las ayudas prometidas, por importe de 20 millones de euros, para compensar los daños que ocasione el lobo tras dejar de ser especie cazable

Una manada de lobos atacó a 15 ovejas churras en una explotación ganadera de la localidad de Huérmeces, a 20 kilómetros de Burgos, durante la madrugada del 2 de febrero, en lo que supone la primera incursión del cánido en las inmediaciones de la capital burgalesa. Los ganaderos de esta localidad de 130 habitantes dicen haber visto antes al lobo por la zona pero jamás en el pueblo, al que ahora llega en manadas y en mayor número que nunca porque no puede ser cazado, aseguran.

El balance del ataque fueron 14 ovejas devoradas, tres heridas y un aborto provocado en otra res. El dueño de la explotación, José Santamaría, explica apesadumbrado que “ya han perdido el respeto” (los canidos). “Antes, cuando se los cazaba, no se acercaban tanto pero ahora campan a sus anchas”.  El ganadero acudió a la Consejería de Medio Ambiente interesándose por las indemnizaciones administrativas a este tipo de ataques y se encontró con la respuesta temida: no hay ayudas.

Al parecer, la operativa del ataque, según narra José Santamaria, fue una autentica estrategia de guerra: una parte de la manada se dedicó a entretener a los mastines y la otra se lanzó a devorar el ganado. De hecho, los mastines regresaron a la explotación a las 10 de la mañana, supuestamente 6 horas después del ataque, completamente exhaustos. Habían estado persiguiendo, durante todo ese tiempo al grupo de lobos que los distrajo para que los demás cánidos atacaran sin oposición.  

El ganadero atacado posee una explotación en la localidad de Huérmeces en las que cuenta con una nave y un aprisco para ganado y donde aloja a 1.000 ovejas.

COAG CASTILLA Y LEÓN ha propuesto reiteradamente que, con carácter retroactivo al 22 de septiembre de 2021 y hasta que se resuelvan los procedimientos judiciales interpuestos por OPAs y comunidades autónomas se reconozcan medidas de compensación de daños, ampliando al norte del Duero los pagos compensatorios ya establecidos para los terrenos situados al sur de este río (Orden FYM/461/2016), sin necesidad de contar con seguro que cubra dicha contingencia.

Así mismo, señalar también que la Junta de Castilla y León podría establecer, con carácter retroactivo y de forma transitoria, ayudas específicas por daños en terrenos cinegéticos de su titularidad ocasionados por especies no cazables como el lobo, pues ya existe línea similar como la contemplada para la avutarda en la Reserva Natural de Villafáfila (Orden FYM/1009/2016).

Por último, COAG CASTILLA Y LEÓN exige a la ministra Teresa Rivera la publicación urgente de las ayudas prometidas, por importe de veinte millones de euros, para compensar los daños que ocasione el lobo una vez que este depredador ha dejado de ser considerado especie cazable.

Tags: 

Sección: