La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tendrá que cumplir dos sentencias del Tribunal Supremo que afectan al articulado del Plan de Conservación y Gestión del Lobo.

La primera de ellas fue presentada por Ecologistas en Acción y hacia referencia a la posibilidad de cazar el lobo al sur del Duero algo que ha sido denegada por la alta instacia judicial, de tal forma que sólo se permitirán ese tipo de actuaciones en caso de llevar a cabo controles poblaciones excepcionales.

Por su parte, la otra sentancia es consecuencia del recurso presentado por la Organización Agraria COAG que hacia referencia a la compensación de los daños a los ganaderos que el citado Plan planteaba en su artículo 12.    Aunque no se reconoce a la Administración Regional la obligación de abonar esas pérdidas de forma directa si que se estabable que éstas pasen a tener el mismo tratamiento que las que provoca cualquier especie con la consideración de cinegética al norte del Duero o una protegida cuando se produzca al sur del ya citado río. Es decir, según se aclara desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en un comunicado de prensa, conforme al régimen general de responsabilidad patrimonial de la Administración Pública.

Sección: 

Archivos adjuntos: