Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • De los 58 animales víctimas en 2013 se ha pasado a 545 en 2017, según datos del Gobierno madrileño

 

  • Los ganaderos denuncian que los agentes forestales no están entregando las actas de los incidentes

Los lobos se están ensañando en la Comunidad de Madrid. Los ganaderos de extensivo en esta región sufrieron 353 ataques con un saldo de 545 animales perjudicados en 2017 según cifras de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Un dato que se superará en 2018, según cuenta Jesús Anchuelo secretario general de UPA Madrid: “Habrá más de 400 ataques”.

Una tendencia que ha aumentado peligrosamente. En 2013 hubo 15 ataques de los cánidos en tierras madrileñas. Es decir, en cuatro años se ha experimentado un aumento del 2.353%. Y las víctimas no son solo ovejas o cabras, sino que en los últimos meses ha habido un repunte en las muertes de vacas y caballos: hasta 266 de estos animales fueron víctimas el pasado año.

Los ataques de la fauna silvestre a la ganadería en extensivo han aumentado en los últimos años.

“El lobo está perdiendo el miedo”, apunta Anchuelo, quien además denuncia que desde el pasado 1 de noviembre de 2018 los agentes forestales no están entregando las actas de los ataques a los ganaderos: “Hemos pedido explicaciones al Gobierno de Madrid. Por ley están obligados a hacerlo”. Además, “últimamente no especifican que el ataque ha sido de un cánido”, se queja, ya que esto dificulta que el ganadero cobre el seguro.

En 2016, la Comunidad de Madrid puso en marcha un Plan de Gestión del Lobo que, según los ganaderos, no está funcionando. Por ello urgen a la convocatoria de la mesa de trabajo. “Tenemos que abordar el problema seriamente. Ya no solo es el lobo, es toda la fauna: buitres, jabalíes, cabra montesa, corzos… Hay un problema sanitario. Están infectando a nuestros ganados”, alerta el máximo mandatario de UPA en Madrid.

Un Plan de Gestión del Lobo que contempla indemnizaciones por ataques, insuficientes para los ganaderos, según Anchuelo: “Esa serie de ayudas no son la solución, porque son para comederos, bebederos, vallados… pero la ganadería en extensivo no se puede encerrar todos los días; tiene que estar al aire libre”.

“Están perdiendo el miedo”, denuncian los ganaderos ante el repunte de ataques a vacas y caballos

Así las cosas, consideran que la única solución es el control del lobo. “No se puede vivir como hace 150 años. El lobo debe estar donde pueda y deba. Si tiene que haber convivencia, que la haya, pero bajo unas normas. Ahora hay un descontrol total”, detalla el secretario general de UPA en Madrid, quien también se queja de que no hay cifras oficiales de cuántas camadas hay en la región madrileña.

El proyecto GELOB para evitar ataques

“Vamos a llegar a la extinción de la ganadería en extensivo”, clama Anchuelo. El pasado fin de semana se produjo el último ataque en Garganta de los Montes (foto superior cedida por UPA Madrid), localidad de la Sierra Norte. Pero el problema afecta a toda la comunidad ya que también ha habido incidentes entre cánidos y ganadería en Colmenar Viejo, municipio a escasos 30 kilómetros de la capital madrileña.

Anchuelo confía en que pronto puedan hacer uso del GELOB (Gestión de la Ganadería Extensiva en Hábitat con Lobos), proyecto del Ministerio de Agricultura y Ganadería que permitirá geolocalizar y monitorizar al ganado que pasta por el monte para prevenir y evitar ataques. “El animal llevaría un collar que controla las constantes vitales y que cuando detecta algún movimiento brusco emite un ultrasonido que ahuyentaría al lobo”, explica Anchuelo.

 

Año

Número de ataques

Animales atacados

Ovino/caprino

Vacuno/equinos

2013

15

58

57

1

2014

54

206

189

17

2015

91

284

244

40

2016

251

335

223

112

2017

353

545

279

266

Fuente: UPA Madrid con datos Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid.