Agronews Castilla y León

 

  • El certamen está organizado por la Asociación Vallisoletana de Apicultores

Poner en valor la calidad de la mitad autóctona era el objetivo del concurso que ha organizado recientemente la Asociación Vallisoletana de Apicultores bajo la denominación de “Mielolid”, tratando de evitar que este producto autóctono pase desapercibido al consumidor.

Un certamen que ha estado abierto no sólo a los profesionales sino también  a los aficionados que tiene como “hobby” esta actividad “Es verdad que los compañeros profesionales hacen muy buena miel, pero los apicultores aficionados no se quedan atrás. Y con un certamen como éste competimos sanamente entre nosotros por el preciado trofeo que es el reconocimiento del sector a una dedicación” afirma el presidente de AVA, Benito Gozalo.

El joven apicultor de la localidad vallisoletana de San Pedro de Latarce, Adrián Domínguez, ha sido el vencedor de este primer certamen con una “miel crema Pecorea de Lavanda”

 

CUADRO DE HONOR

Categoria de Valladolid, donde participaban 26 mieles 

PRIMERO- Adrian Dominguez (profesional) miel crema “Pecorea de lavanda”, San Pedro de Latarce 

SEGUNDO-Samuel (profesional) miel “setentaynueve”

TERCERO- Miguel (profesional) “miel montes de Valveni”

CUARTO- Benito miel “el tio meliton”

QUINTO- Eladio (sin marca comercial) 

SEXTO- “la miel de la asociación los apicultores de Valladolid AVA”

 

En fuera de Valladolid, para los socios de fuera de la provincia, participaban 8 mieles 

  1. Samuel (profesional) “setentaynueve”
  2. Fernando y Juan Mari herrero (sin marca comercial)
  3. Paulino y María “Miel de sagallos”

 

El certamen ha contado con un jurado de primeros espadas en el sector apícola. Coordinará la cata Ana Pascual que es cofundadora y coordinadora de Mieladictos. Como miembros del jurado estarán Jorge Cáceres profesor de química analítica en la Complutense, experto en miel y su adulteración, Miguel González - Vélez experto catador y Apicultor y Manuel Barquín posiblemente el apicultor más respetado en España por su experiencia y profesionalidad.

Para Miguel González - Vélez para denominar a una miel como artesana “tiene que estar arraigada a su área de producción, no debe contener mezclas de mieles de diferentes productores, ni puede contener modificación alguna. Y debe evolucionar de forma natural, por ejemplo a cristalizar en muchos de los casos. Mezclas de productores y orígenes, homogeneización y sobrecalentamiento no son sus señas de identidad , y esto mismo es lo que las diferencia de las mieles de grandes envasadoras o industriales.” Desde AVA le dan la razón y añaden que “ es muy importante llamar a las cosas por su nombre, y una miel artesana tiene que tener unas cualidades muy diferentes a lo que nos han inculcado en los anuncios de televisión. La industria nos vendió que la miel era liquidita, y eso sólo se consigue calentándola severamente y por tanto haciendo que pierda sus propiedades beneficiosas”.

El certamen ha tenido una alta participación de sus socios acorde a la estadística elaborada internamente sobre la producción de miel, ya que este año  ha habido una buena cosecha, por lo que se puede catalogar como buen año este 2020, “por lo menos apícolamente hablando” dice con sorna el presidente de AVA. Además, dicen que se está notando mayor receptividad de los consumidores a las mieles locales y artesanas en parte gracias al trabajo de la Plataforma por el Etiquetado Claro, de la que forman parte y ha hecho mucha pedagogía en torno a los productos de la colmena.

Tags: 

Sección: 

Provincias: