Agronews Castilla y León

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en febrero de 2020 en un promedio de 180,5 puntos, es decir, 1,9 puntos (un 1,0 %) menos que en enero, pero todavía 13,5 puntos (un 8,1 %) más que en febrero de 2019. El descenso constituyó la primera disminución intermensual en el valor del índice tras cuatro meses consecutivos de aumento. Ello se debió a una brusca caída de los precios de exportación de los aceites vegetales y, en menor medida, de los de la carne y los cereales, lo que contrarrestó con creces la continua subida de los precios de los productos lácteos y el azúcar.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró en febrero un promedio de 167,8 puntos, o sea, 1,5 puntos (un 0,9 %) menos que en enero. En febrero disminuyeron los precios internacionales de todos los cereales principales, con excepción del arroz. Los precios del trigo descendieron en general, en parte debido a que los mercados siguen estando bien abastecidos, mientras que los efectos negativos en la demanda provocados por la propagación del coronavirus (COVID-19) también contribuyeron al descenso de los precios. Los precios del maíz también retrocedieron, influenciados por las expectativas de una menor demanda del sector de los piensos a causa del deterioro general de las perspectivas económicas. Por el contrario, los precios internacionales del arroz aumentaron por segundo mes consecutivo, sustentados por la escasez de disponibilidades exportables en las Américas y en Viet Nam y la fuerte demanda de los compradores del Lejano Oriente y el África oriental.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en un promedio de 158,1 puntos en febrero, lo que supone un descenso de 18,2 puntos (el 10,3 %) con respecto a enero y una interrupción de la tendencia ascendente registrada desde julio de 2019. La brusca caída fue liderada por el aceite de palma, el componente que domina el índice. Las cotizaciones internacionales del aceite de palma disminuyeron en un 12 % desde el último mes a causa de una producción mayor de lo previsto en Malasia, una caída temporal de la demanda de importaciones en la India y el temor a una desaceleración de la demanda mundial a raíz del brote de COVID-19. Los precios de los aceites de soja, girasol y colza siguieron la tendencia a la baja del aceite de palma por las preocupaciones relacionadas con el COVID-19 y, en el caso del aceite de soja, por informaciones sobre unas existencias más cuantiosas de lo previsto anteriormente en los Estados Unidos de América.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró un promedio de 209,8 puntos en febrero, esto es, un alza de 9,2 puntos (un 4,6 %) desde enero, lo que representa el cuarto mes consecutivo de aumentos y sitúa el índice 17,4 puntos (un 9,0 %) por encima del valor registrado en el mismo mes del año pasado. En febrero, las cotizaciones de los quesos sufrieron un brusco aumento de hasta 20 puntos (un 10,6 %), debido a la mayor escasez de suministros para la exportación en Nueva Zelandia y al descenso estacional de la producción lechera, que se vio aún más acentuado por la reducción de las disponibilidades exportables en Australia a causa de una producción lechera inferior a la media en la campaña 2019/20. Por el contrario, las cotizaciones de la leche descremada en polvo y la leche entera en polvo bajaron debido a una desaceleración de las compras por parte de China —el mayor importador de leche en polvo del mundo— en vista de las demoras en la manipulación de la carga en los puertos, que se vio afectada por la propagación del coronavirus.

» El índice de precios de la carne de la FAO* se situó en un promedio de 178,6 puntos en febrero, es decir, 3,7 puntos (un 2,0 %) menos que en enero, lo que representa la segunda disminución mensual tras 11 meses de aumentos moderados. En este nivel, el valor del índice se ubicó 15,9 puntos (un 9,8 %) por encima del valor registrado en el mismo mes del año pasado. En febrero, los precios internacionales de la carne de ovino fueron los que más disminuyeron, seguidos por los de la carne de bovino, principalmente debido a la reducción de las importaciones por parte de China, como resultado de las demoras en la manipulación de la carga en los puertos, lo cual condujo a su vez a la acumulación de existencias en los principales países exportadores. El sacrificio de animales provocado por la sequía en Nueva Zelandia también deprimió las cotizaciones internacionales de la carne de ovino. La demanda actual de importaciones de carne de cerdo disminuyó respecto de los máximos anteriores, pero una cierta escasez de la oferta en Europa empujó los precios ligeramente al alza. Los precios de la carne de aves de corral sufrieron una leve presión a la baja a causa de la reducción de las compras en Asia.

» El índice de precios del azúcar de la FAO registró un promedio de 209,7 puntos en febrero, esto es, 9,0 puntos (un 4,5 %) más que en enero, lo que representa el quinto aumento mensual consecutivo y el máximo nivel alcanzado desde mayo de 2017. El aumento más reciente fue consecuencia principalmente de las perspectivas de disminución de la producción en la India, segundo mayor productor de azúcar del mundo, así como en Tailandia, debido a una prolongada sequía. La fuerte demanda mundial de importaciones, sobre todo en Indonesia, el mayor importador mundial de azúcar, también sustentó los precios. Sin embargo, la continua debilidad de la moneda brasileña (el real) frente al dólar de los EE.UU. limitó el alcance de la subida de los precios mundiales del azúcar.

Tags: 

Sección: