Agronews Castilla y León

A la vista de la noticia publicada en el digital The Objetive sobre un programa de radio de Alemania, Deutshlandradio, AECERIBER considera necesario trasladar una serie de aclaraciones sobre los distintos contenidos publicados en los medios en relación con el Ibérico, su Libro Genealógico y esta Asociación.

AECERIBER lamenta que ciertos medios divulguen informaciones falsas y traten de arrojar sobre el sector el fantasma de los fraudes cuando el sector del Ibérico es una muestra real de la voluntad sectorial por ofrecer al consumidor una transparencia acorde a la categoría de sus productos.

Todo Libro Genealógico incluido el del cerdo Ibérico se limita a consignar la ascendencia o genealogía de los reproductores, machos y hembras, y es totalmente independiente de las producciones que se destinan a sacrificio y elaboración por lo que nunca formarán parte del Libro genealógico.

Dentro del Libro Genealógico en ningún caso se permite la incorporación de animales híbridos. AECERIBER cumple la normativa vigente establecida desde la Unión Europea y España. No es cierto, por lo tanto, que exista ningún tipo de laxitud en la llevanza del Libro Genealógico.

La Norma de Calidad desde el 2014 sobre el etiquetado de los productos incorpora el porcentaje racial de ibérico de la materia prima -cerdo- mediante 100%, 75% y 50%. AECERIBER declaró que la Noma de Calidad de 2014 está claramente orientada a la defensa de nuestra raza autóctona y a su medio, la dehesa, sin perder de vista las necesarias transparencia y trazabilidad.

No se puede insinuar, o afirmar en el caso de The Objetive, que en el ibérico esté presente el fraude puesto que el sector únicamente aplica aquello amparado por la normativa vigente en España. AECERIBER siempre ha defendido y mantenido que hubiera sido deseable emplear otra denominación para las producciones y productos distintos del 100% Ibérico, reiterando siempre que es muy importante llamar a las cosas por su nombre y consideramos un avance que la actual Norma de Calidad incluya el porcentaje de Ibérico en el etiquetado.

La Norma de Calidad además del factor racial también afecta a la alimentación y manejo a la que se han sometido las producciones ganaderas. El sistema de precintos que portan las piezas amparadas permite una indudable diferenciación de dichos manejos y no deja lugar a equívocos. Las campañas de información que realiza la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico, ASICI, explica con todo detalle estas distintas categorías mediante una diferenciación por colores de estos precintos, debiendo además reflejarse en el etiquetado de cada producto. Todas las producciones del sector siguen escrupulosamente los principios de bioseguridad, bienestar animal y respeto medio ambiental.

Si hay un sector de alto y merecido reconocimiento a nivel mundial es el del ibérico. El consumidor puede estar plenamente satisfecho y confiar en las garantías que se le ofrecen.

Sección: