Agronews Castilla y León

 

  • El proyecto plantea un doble uso de las plantaciones de vid en las zonas de Jumilla y Yecla, en la Región de Murcia

  • En los próximos días se realizarán las primeras visitas a las fincas participantes para evaluar las distintas posibilidades de instalación de los paneles solares en las espalderas

Los miembros del Grupo Operativo Integración fotovoltaica simbiótica en viñedos (Enovoltaics) mantuvieron recientemente la primera de las reuniones de coordinación en la que se hizo un planteamiento de las líneas generales que se seguirán a lo largo del proceso de desarrollo del proyecto que plantea la instalación de paneles solares integrados en espalderas de la vid, generando así un valor añadido a través de un doble uso del suelo, en la producción de uva de vino y, al tiempo, de energía solar fotovoltaica.

La evaluación de su potencial, desde el punto de vista técnico-económico, medioambiental y social se realizará a través de cuatro instalaciones piloto ubicadas en plantaciones de las distintas bodegas que forman parte del Grupo Operativo que son Bodega Evine (Yecla), BSI (Jumilla), Bodegas Carchelo (Jumilla) y la Finca Tomás Ferro, teniendo previsto realizar los ensayos en las variedades más significativas de producción vitivinícola de la Región de Murcia como son Merseguera, Tempranillo, Monastrell, Syrah y Cabernet Sauvignon.

Los trabajos comenzarán en breve y para ello se ha previsto la realización de visitas a las distintas fincas para evaluar las distintas alternativas para el acoplamiento de los paneles solares en las estructuras de parral existentes en cada una de ellas, anticipándose así a los posibles problemas que pudieran surgir en función de sus particularidades, tanto de disposición y configuración de las espalderas como de los distintos sistemas de recogida del producto final.

La pretensión del Grupo Operativo es obtener una producción de unas 150 botellas de vino en cada una de las plantaciones bajo las condiciones previstas en el proyecto de integración de los paneles solares en los viñedos, evaluando las diferencias en la producción con otros en condiciones normales.

Para ello se plantea una segunda fase de monitorización en la que se obtendrán diversos parámetros, tanto los puramente eléctricos de potencia generada, como de sensorización del máximo de variables que se puedan recopilar: temperatura de panel, temperatura de suelo, humedad de suelo, temperatura cercana a la vid por sus posibles efectos sobre las heladas y otros que pudieran resultar interesantes, previendo la instalación de estaciones meteorológicas en cada una de las plantaciones.

Tags: 

Sección: