Agronews Castilla y León

 

  •  En una reunión la semana pasada representantes del Ministerio abrieron la puerta a escuchar también como portavoces de la ganadería extensiva a otras redes y asociaciones territoriales y a abrir un proceso de diálogo más participativo que el previsto

El Observatorio Grupo Campo Grande para la coexistencia del lobo y la ganadería extensiva (GCG) reclama que se incluya también la participación de otras redes y actores locales en el “grupo de trabajo” que ha anunciado el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico este martes en un comunicado para que “las organizaciones profesionales agrarias participen en la elaboración de la “nueva” estrategia de conservación y gestión del lobo”.

El pasado miércoles 17 de febrero, en una reunión con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, representado por el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán y el Director General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, Jorge Marquínez, se comprometieron a incluir también como portavoces de la ganadería extensiva a redes y asociaciones como Ganaderas en Red, Federación Estatal de Pastores y otra serie de entidades territoriales y sectoriales, dada la importancia de esta actividad, que contribuye a la generación de servicios ecosistémicos tanto de provisión como de regulación, además de otros bienes públicos y resultados positivos en términos sociales. Además de valorar la propuesta de abrir un proceso más participativo para la elaboración del plan de conservación del lobo ibérico de forma que se puedan tener en cuenta e integrar las propuestas que se elaboren colectivamente, teniendo en cuenta el contenido de la declaración que el GDG publicó en su web.

Desde el Grupo Campo Grande se recuerda que “la consulta pública que se ha iniciado a través de la web, no suple al proceso de participación social que exige la normativa en materia de planificación ambiental” y que para ello “es necesario generar espacios para la participación activa de todos los agentes sociales en este grupo de trabajo”. En este sentido el GCG insiste en que “el modelo de gestión del lobo afecta a sectores muy diferentes, a distintos territorios y son muchos los agentes potencialmente interesados o/e implicados directa o indirectamente y que son imprescindibles para generar acuerdos para garantizar la efectiva protección y la coexistencia del lobo ibérico y la ganadería extensiva. 

Tags: 

Sección: