Fuente: Comisión de Estadística (SS.TT. de Palencia y ENESA)

La superficie asegurada ha sufrido un salto cualitativo tras la sequía que arrasó Palencia en 2017 mostrando la cara amarga de la agricultura y recordando la necesidad de contar con el seguro agrario año tras año como un gasto más de la explotación.



Fuente: Comisión de Estadística (SS.TT. de Palencia y ENESA)

Tras la contratación de otoño, las hectáreas susceptibles de ser aseguradas en secano, y por tanto con cobertura de sequía, ascienden al 68% en Palencia, el segundo índice más elevado de la región, concluyen desde ASAJA.