Agronews Castilla y León

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publicaba ayer, 9 de enero, la actualización del baremo de tasación y valoración de los daños producidos por la fauna silvestre en la Comunidad Autónoma, de los que sea responsable de la Administración regional.

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha aprobado un nuevo baremo de tasación y valoración, que anula el anterior, para la indemnización de los daños ocasionados por la fauna silvestre (lobo, oso, buitre, zorro y otras especies) en la agricultura y ganadería de Cantabria, en aquellos terrenos en los que la responsabilidad recae en el Gobierno regional, y una vez consultadas a las organizaciones profesionales agrarias y a las asociaciones que agrupan a ganaderos que crían las diferentes clases y razas de ganado en Cantabria.

La publicación de este baremo está contemplada en el Plan de Gestión del Lobo, que prevé el pago de los daños producidos por esta especie en toda la región, además de las subvenciones para adoptar medidas preventivas que ya han sido convocadas, el pago de servicios ambientales, cuya normativa reguladora se está tramitando, y los necesarios controles de ejemplares, que se están ejecutando con normalidad de acuerdo a lo previsto en el Plan de Gestión puesto en marcha el pasado mes de julio, incluyendo las actuaciones de control poblacional del lobo que fija una tasa de extracción del 20%, lo que supone 34 ejemplares hasta el próximo 31 de julio.

Nuevo baremo

Tal y como establece el nuevo baremo, la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente indemnizará los daños causados por las especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas y por las especies no catalogadas como amenazadas cuando la Consejería no haya autorizado el control de las poblaciones causantes de los daños. En este último caso, la responsabilidad de los daños provocados por las especies de fauna silvestre cinegéticas se regulará por la normativa sectorial correspondiente.

El Gobierno también responderá de los daños causados por las especies cinegéticas procedentes de reservas regionales de caza, refugios regionales de fauna cinegética y de los vedados de caza que correspondan con terrenos incluidos en los espacios naturales protegidos o en el ámbito de presencia de especies amenazadas con instrumentos de ordenación o planificación que prohíban expresamente la actividad cinegética.

Cuando los daños estén causados por especies cinegéticas incluidas en un plan de gestión, como es el caso del lobo, desde la entrada en vigor de su Plan de Gestión, la Administración regional se hace cargo de los daños causados por este animal en toda la región.

Indemnizaciones

Las indemnizaciones por los daños causados se han incrementado de manera significativa, de tal manera que en el caso del ganado vacuno varían entre 400 y 2.500 euros; para el ganado equino, van de 400 a 2.500 euros; para los asnos y mulas, de 300 a 600 euros; para el ganado ovino y caprino, entre 120 y 300 euros, y para las aves y los conejos, de 5 a 45 euros.

También se establecen indemnizaciones por daños a la apicultura, hasta 180 euros; praderías, hasta 0,40 euros por metro cuadrado; en cultivos, hasta 2,50 euros por metro cuadrado; frutales, hasta 20 euros por unidad dañada y 60 euros por unidad irreparable, y arbolado, hasta 5 euros por unidad dañada, y 10 euros por unidad irreparable.

Lo más significativo es que las cuantías para las clases de ganado más afectadas por el lobo, que es la especie que más daño provoca a la ganadería, experimentan un crecimiento significativo. Como ejemplo, el consejero ha explicado que, para los terneros de vacuno mestizo, "el ganado bovino más afectado por el lobo", se ha pasado de una indemnización de 300 euros por cabeza muerta a 550 euros, mientras que en el caso de los potros mestizos menores de nueve meses la cifra pasa de 300 a 400 euros.

Para los ejemplares de ovino y caprino, teniendo en cuenta que son el tipo de ganado más afectado y que la mayor parte no está inscrita en libros genealógicos, se pasa de 130 a 200 euros en los sementales, de 100 a 160 euros en ovejas y cabras adultas, y de 75 a 120 euros para los corderos y cabritos.

Además, considerando que con mucha frecuencia los ataques del lobo afectan a numerosos ejemplares de una misma explotación en el caso del ovino y caprino, se ha recogido una petición de todas las organizaciones por la que, si el porcentaje del censo de una explotación perjudicada por un ataque supera el 20% del rebaño, los baremos se aumentarán en el mismo porcentaje.

Boletín Oficial de Cantabria

Enlace BOC

Tags: 

Sección: