• El ministro Arias Cañete recuerda en el Congreso que el Plan Nacional de Regadíos ha modernizado cas 1,5 millones de hectáreas
  • El Ministerio fomenta la agrupación de regantes en centrales de compra para ahorrar entre un 10 y un 14% de energía eléctrica anual
  • El regadío español seguirá recibiendo 938,8 millones de la PAC

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que el Gobierno, desde el inicio de la legislatura, “no ha parado de trabajar a favor de los regantes”. Así, para paliar los efectos de las tarifas eléctricas en la agricultura, Arias Cañete ha apuntado que el Gobierno está estudiando la posibilidad de aplicar una fórmula exclusiva para los regadíos, que les permita contar con un contrato de suministro adaptado a este tipo específico de consumo, cuyo perfil es de temporada.

Arias Cañete ha asegurado que el regadío español va a seguir percibiendo un volumen anual de ayudas directas de la PAC de 938,8 millones de euros, lo que supone el 21% del total, con una ayuda media de 478 euros por hectárea (312 euros de pago base y 166 euros de componente verde). Por otra parte, Arias Cañete ha recordado cómo en el año 2000, el Gobierno del que formaba parte como ministro, “impulsó la puesta en marcha del Plan Nacional de Regadíos más ambicioso que se ha diseñado en España”. Un plan, ha añadido, dirigido a reforzar su competitividad y mejorar las condiciones de vida y trabajo de los regantes, y que ha supuesto ya la modernización de 1.490.000 hectáreas, con una inversión de 4.000 millones de euros.

 

Agronews Castilla y León

Sección: