Agronews Castilla y León

El Gobierno de La Rioja impulsa el proyecto de ‘Acceso a la tierra. Red de tierras’ para ofrecer nuevos espacios cultivables y favorecer procesos de llegada al medio rural vinculados a la actividad agraria, dentro de la Estrategia Regional de Reto Demográfico. 

El proyecto de ‘Acceso a la tierra. Red de Tierras’ tiene por objetivo crear un espacio de comunicación y red entre los actores del territorio rural para habilitar fórmulas y recursos que faciliten el acceso a fincas agrícolas abandonas o semi-abandonadas a quienes no pueden tener esos recursos. El objetivo es inventariar fincas de titularidad pública o privada que no estén utilizándose y analizar sus posibilidades desde el punto de vista agronómico, de viabilidad económica y de infraestructuras.

Además, permitirá rehabilitar espacios tradicionales de huerta y abordar la lucha contra la despoblación, generando una nueva palanca que ofrecer a nuevos pobladores para conseguir asentarles y que puedan desarrollar productos autóctonos desde enfoques inclusivos.

La iniciativa contribuye a la regeneración del mundo agrario con el acceso a la tierra como factor fundamental. De este modo, favorece poner en valor las tierras con aptitudes para la agricultura; frenar la pérdida de superficie agraria útil; mejorar y ampliar la base territorial de las explotaciones; recuperar y favorecer el acceso a explotaciones ganaderas y forestales, y evitar situaciones de abandono en el medio rural.

Entre los destinatarios del programa ‘Acceso a la tierra. Red de tierras’ figuran explotaciones que quieran aumentar su superficie agraria; jóvenes que quieran dedicarse a la actividad agraria; cooperativas agrarias que pretendan aumentar su base territorial y zonas afectadas por el envejecimiento o el éxodo rural.

El proyecto tendrá una primera fase piloto en la comarca del valle medio y alto del Oja, en las localidades de Santurde, Santurdejo, Ojacastro, Ezcaray, Zorraquín y Valgaón, así como en la comarca del valle medio del Iregua, en los municipios de Torrecilla en Cameros, Nestares y Viguera.

Junto a esto, se articulará en cinco fases: inventariado de fincas; catalogación de parcelas; dinamización y búsqueda de posibles cultivadores; puesta en marcha de cultivos y divulgación.

Además de las medidas necesarias para evitar el abandono y la infrautilización del suelo agrario, el proyecto contribuye a conservar y proteger el suelo, así como a asegurar la viabilidad de las explotaciones agrarias y la función social de la tierra en lo concerniente a su preservación como activo productivo y ambiental en beneficio de la comunidad.

El proyecto también impulsará la diversificación de las actividades agrarias en las zonas rurales y favorecerá el movimiento en el mercado de la tierra.

En su implementación, se contempla la creación de una plataforma informática que contenga las parcelas y un Sistema de Información Geográfica (SIG) con parcelas georreferenciadas. Asimismo, se prevé la creación de una ventanilla única como punto de referencia.

Sección: