Agronews Castilla y León

El Boletín Oficial de Aragón publicaba el pasado 30 de julio la orden por la que se establece la herramienta de cálculo del contenido en nitrógeno de los estiércoles generados en explotaciones porcinas de la Comunidad Autónoma de Aragón y, de esta forma, se modifica el decreto de purines (Decreto 53/2019, de 26 de marzo) que regula la gestión de estiércoles y los procedimientos de acreditación y control.

El objeto de la norma es actualizar los parámetros que miden el contenido en nitrógeno y nutrientes de los estiércoles generados en las explotaciones porcinas de cebo, adaptándolos a la tecnología actual. El fin último es regular los criterios y el procedimiento administrativo para garantizar un uso eficiente de los purines como fertilizante.

Como herramienta para realizar el cálculo del contenido en nitrógeno se ha establecido una fórmula que compara el nitrógeno ingerido por los animales de la explotación (vinculado directamente con los piensos utilizados) y el nitrógeno retenido (basado en un balance de pesos entre los animales que entran en la explotación, los que mueren y los que salen de la explotación).

Aplicando finalmente un coeficiente de reducción por volatilización del nitrógeno en las fosas, se calcula el contenido por plaza y año, que será el que figure en las resoluciones de reconocimiento a emitir por los directores de los correspondientes Servicios Provinciales de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

Los valores reconocidos pueden ser objeto de variación y en ese caso, los titulares de las explotaciones ganaderas deberán comunicar en el primer trimestre de cada año las eventuales modificaciones que afecten al contenido en nitrógeno de los estiércoles generados.

Junto a la solicitud, que se presentará de forma electrónica, se deberá aportar una memoria que recoja los datos necesarios para justificar el nuevo valor, entre ellos, la descripción de los piensos utilizados, los pesos de entrada y salida de los animales y la duración de las tres últimas crianzas, periodo que se ha considerado representativo para realizar el cómputo.

Asimismo, se ha aprovechado la publicación de la orden para modificar diferentes anexos del decreto de purines (Decreto 53/2019, de 26 de marzo, por el que se regula la gestión de estiércoles y los procedimientos de acreditación y control).

Entre ellos, merece especial relevancia la actualización del anexo II, “Evaluación de los efectos acumulativos de la aplicación de nitrógeno de origen ganadero como fertilizante”, en el que se ha establecido como norma general que para autorizar una nueva granja o la ampliación de una existente será necesario que el territorio inmediatamente próximo a la granja pueda asumir la producción del nitrógeno generado por la explotación. Se tendrá en cuenta el grado de saturación de la zona y se aumentarán las exigencias en las zonas vulnerables.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente introduce todas estas modificaciones señaladas con el objeto de perfeccionar la gestión sostenible de los purines en la Comunidad.    

Sección: