Agronews Castilla y León

El primer objetivo del grupo operativo Reprovi, el estudio del uso de probióticos intravaginales en torno a los procesos de sincronización del celo con esponjas vaginales en el ganado ovino, pretende mejorar la fertilidad de los rebaños inseminados y a su vez plantear una nueva estrategia de lucha contra las vaginosis en el ganado ovino mediante el empleo de alternativas al uso de antibióticos.

El profesor Ángel Gómez Martín, responsable del Grupo de Investigación de Agentes Microbiológicos Asociados a la Reproducción Animal (ProVaginBIO) de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, que desarrolla este modelo, ha confirmado que ya se han ejecutado las tareas de inoculación de probióticos en diferentes rebaños de diversas razas españolas lecheras.

Estos trabajos se iniciaron en 2020 con la inoculación de ovejas de razas latxa de cara rubia y latxa de cara negra en rebaños sitos en País Vasco y Navarra. Posteriormente, durante 2021, se incluyeron rebaños de oveja manchega y assaf ubicados en Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Dicho modelo de inoculación supone una evolución de una primera experiencia piloto desarrollada por el equipo de ProVaginBIO en la Unidad Experimental de Pequeños Rumiantes de la CEU-UCH de Valencia (http://reprovi.com/blog/probioticos-intravaginales). Ahora, se han añadido una serie de mejoras relacionadas con el inóculo del probiótico y el protocolo de inocularlo en rebaños comerciales. El doctor Gómez Martín destaca la ausencia de efectos negativos de la inoculación de los probióticos y de las pautas de manejo en el estado de salud del elevado número de ovejas incluidas en el estudio: “Una de nuestras premisas siempre fue no interferir en el bien estar de los animales durante la experiencia, objetivo que afortunadamente hemos logrado”.

Los primeros análisis ofrecen resultados esperanzadores en cuanto a la influencia positiva de este modelo profiláctico sobre las vaginosis que las ovejas pueden llegar a desarrollar durante las fases de sincronización del celo con esponjas vaginales sin necesidad de tener que emplear antibióticos.

También han permitido obtener evidencias que invitan al optimismo en cuanto a las posibles mejoras en la fertilidad de la inseminación artificial llevada a cabo en torno a este protocolo de inoculación. No obstante, el equipo analiza actualmente el gran volumen de datos derivados de este trabajo, al objeto de evaluar el verdadero potencial de esta novedosa herramienta apoyándose en un análisis de marcada robustez científica.

La ejecución de este objetivo en tal diversidad de rebaños ha permitido al equipo, a su vez, adquirir aún más experiencia en el desarrollo de este modelo que permitirá continuar con el perfeccionamiento de la técnica y el inóculo.

Estos trabajos han contado con el apoyo y colaboración de entidades como la Asociación Nacional de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega (Agrama), la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de Raza Assaf (Assafe), la Confederación de Asociaciones de Criadores de Ovino de las Razas Latxa y Carranza (Confelac), Neiker-Tecnalia o la Universidad de Murcia.

“La colaboración e interés de los ganaderos implicados, ha sido decisiva para la correcta ejecución del objetivo. Este apoyo será fundamental para poder desarrollar un sistema práctico y rentable de inoculación de probióticos”, concluye el profesor Gómez Martín.

Tags: 

Sección: