Agronews Castilla y León

Investigadoras portuguesas han demostrado que el estrés ambiental genera más cambios en los productos de expresión de los genes (transcriptos y proteínas) que la transgénesis en sí misma. Las autoras del estudio, miembros del Instituto de Tecnología Química y Biológica Antonio Xavier de la Universidad Nova (Lisboa) estudiaron líneas de arroz genéticamente modificadas y sometidas a estrés salino. Siguieron las líneas a través de ocho generaciones, analizando los cambios en el transcriptoma (la colección de todos los transcriptos, los ARN que resultan de la transcripción del ADN) y en el proteoma (todas las proteínas).

Los resultados mostraron que las diferencias asociadas con la modificación genética eran sobre todo cambios fisiológicos de corta duración que se atenuaban a lo largo de las generaciones. Pero los resultados demostraron que el estrés ambiental causa más alteraciones en el proteoma y en el transcriptoma que la transgénesis.

“Si el ambiente puede causar más cambios que la transgénesis, creemos que es pertinente preguntarnos qué es realmente relevante y qué es claramente innecesario revisar cuando se evalúan los organismos genéticamente modificados (…) Los factores ambientales por sí solo causan más cambios que cuando se introduce una modificación específica en el ADN de la planta”, señalaron las autoras.

Siempre que hay una agresión (exceso de luz, o déficit/exceso de agua) las plantas producen proteínas. Otro importante factor de estrés es el propio confinamiento a un laboratorio. Un proceso por el cual pasan tanto las semillas genéticamente modificadas como las convencionales.

[FUENTES: ChileBio + Nature y Fundación Antama]

Sección: