El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, se ha reunido hoy, 9 de abril, con el nuevo presidente del Canal Toro-Zamora, Pedro Pablo Ballesteros, que fue ratificado por la asamblea el pasado mes de enero, y se ha interesado por el inicio de la campaña de regadío de este canal que abarca 7.075 hectáreas en las provincias de Zamora y Valladolid, de las que la mayoría, 6.167,27 hectáreas, se extienden por siete localidades de nuestra provincia.

Alberto Castro ha señalado que “las actuaciones de modernización realizadas por la Junta de Castilla y León, en colaboración con otras administraciones y los propios regantes, han permitido cambiar el sistema de riego, mejorando la competitividad de las explotaciones agrarias de la zona, intensificando el uso de regadío en las mismas, de forma que disponen de unas infraestructuras adecuadas y con una tecnología de riego avanzada”.

Las actuaciones de modernización en esta zona de riego se han realizado en dos fases, una primera que incluyó los sectores I y II, con 2.850 hectáreas, y está en funcionamiento desde la campaña 2010, y una segunda fase que modernizó los sectores III y IV, cuenta con 4.225 hectáreas, y cuyas obras finalizaron en abril del año pasado, justo antes del inicio de la campaña de riego.

En total, para la modernización de la zona regable del Canal Toro-Zamora se han invertido 70,2 millones de euros de los que el Gobierno autonómico ha destinado, de fondos autonómicos y sin coste para los agricultores, un total de 15,8 millones de euros, a los que se suman 41,3 millones de euros de los fondos europeos y 13 millones de euros de los regantes.

La modernización del regadío permite que el agricultor tenga una mayor posibilidad de elección de cultivo (hortícolas) e incluso decidirse por cultivos de carácter leñoso o permanente como son el viñedo y los frutales. En esta zona, como consecuencia de modernización del regadío se han incrementado los cultivos de regadío, reduciéndose el porcentaje de cultivos de cereal de invierno y superficies de barbecho y sin cultivo.

Zamora es una de las provincias donde mayor impulso se ha dado a la modernización de regadíos a través del Plan Nacional de Regadíos, Horizonte 2008. En cuanto a nuevos regadíos, en esta provincia, la Consejería de Agricultura y Ganadería, ha invertido 26 millones de euros para la puesta en marcha de la zona regable de Tábara, que cuenta con una superficie de 3.030 hectáreas.

Sección: 

Provincias: