Agronews Castilla y León

En una reacción al acuerdo alcanzado en los trílogos sobre la actualización de la política de la UE en materia de energía renovable después de 2020, el Copa y la Cogeca comunican que emprende el camino correcto para lograr una política estable a largo plazo, si bien quedan algunas cuestiones de preocupación.

Pekka Pesonen, Secretario General del Copa y de la Cogeca, ha subrayado que «El acuerdo de compromiso da una señal positiva. Es buena noticia que la UE tenga un objetivo global de energías renovables del 32 % y una obligación de incorporación vinculante para los proveedores de combustibles de al menos el 14 %, sin restricciones tecnológicas, y que se mantenga en el 7 % la cuota máxima para los biocombustibles derivados de cultivos empleados en el transporte hasta en el año 2030. Proporcionará a nuestros productores de biocombustibles un marco de trabajo estable a largo plazo».

«Es de lamentar, no obstante, que los biocombustibles derivados de los cultivos de la UE no tengan posibilidades de expansión debido a que se ha aplazado la eliminación del uso de aceite de palma, sobre todo porque dichos biocombustibles generan co-productos ricos en proteínas que pueden utilizarse en los piensos para animales que los productores de ganado necesitan. Desempeñan igualmente un papel importante en la estabilidad de los mercados, que tienen que hacer frente a una creciente volatilidad. Resulta también decepcionante que la Directiva incluya todavía factores multiplicadores artificiales que no reflejan el verdadero impacto medioambiental», ha advertido el Sr. Pesonen.

Por cuanto se refiere a la bioenergía forestal, es buena noticia que la Directiva tenga en cuenta la legislación sobre los bosques y la gestión forestal existente a nivel europeo y nacional. «Debemos garantizar que la aplicación de la Directiva actualizada ofrece estabilidad para las actuales y futuras inversiones y conlleva simplificación, tanto a nivel de la UE como de los Estados miembros. Lamentamos que los Estados miembros puedan incluir exigencias de sostenibilidad adicionales para la bioenergía forestal», ha dicho Pekka Pesonen.

La decisión tampoco es coherente con otros ámbitos políticos como la política agrícola común (PAC), ya que la producción de biocombustibles juega un papel crucial para proporcionarles a los agricultores una fuente de ingresos adicional y para estabilizar los mercados de los productos agrícolas básicos.

Sección: