Agronews Castilla y León

Ayer,  la UE y el Mercosur alcanzaron un acuerdo final sobre el acuerdo comercial bilateral entre los dos bloques, apenas unos días antes de la designación del nuevo Presidente de la Comisión.

El Copa y la Cogeca lamentan profundamente las concesiones sustanciales introducidas en el capítulo agrícola con el Mercosur, teniendo en cuenta la gran diferencia en los estándares de producción, las importaciones de productos agrícolas del Mercosur provocaran de facto establecer estándares dobles y una competencia desleal para algunos sectores productivos europeos, poniendo su futuro en juego.

Estas agrupaciones lamentan que el acuerdo alcanzado es muy distinto de lo que se estaba negociando. Tanto los agricultores y las organizaciones cooperativas han realizado una amplia campaña para explicar todas las consecuencias directas de tal acuerdo. Sin embargo, se han hecho considerables concesiones en el capítulo agrícola, especialmente en relación con algunos de los sectores más sensibles de la UE, tales como carne de vaca, de pollo, azúcar, etanol, arroz y zumo de naranja, para los que han sido propuestos contingentes arancelarios históricamente alto. De hecho, la agricultura ha sido el capítulo de compensación para facilitar ganancias en otros sectores.

En relación al acuerdo alcanzado hoy, el secretario general del Copa y la Cogeca, Pekka Pesonen, ha declarado, “Bolsonaro puede alabar el trabajo de su equipo de negociación. Desde nuestro punto de vista, es difícil aceptar que sólo unas pocas semanas después de las elecciones de la UE, la Comisión Europea haya  firmado un acuerdo que animar a una política de doble comercio normas y ensanchar la brecha entre lo que se pide a los agricultores europeos y lo se tolera a los productores del Mercosur. No es sólo la economía que está en juego aquí. Es la triple línea de base de la sostenibilidad europea: social, la economía y el medio ambiente. Llamamos a los jefes de Estado y jefe de los gobiernos a tomar una posición fuerte con el nombramiento de un nuevo Presidente de la Comisión que sea capaz de cerrar la caja de Pandora ahora abierta , proteger el sector agrícola de la UE y respetar las expectativas de la sociedad civil de la UE “.

En los próximos meses, el Consejo y el Parlamento tienen que levantar la voz y proporcionar a la comunidad agrícola de la UE con soluciones para mitigar los impactos negativos del Mercosur, afirman desde el COPA – COGECA en un comunicado de prensa. Deben hacer esto proporcionando un presupuesto más fuerte de la política agrícola, instrumentos para anticipar las distorsiones del mercado y de las herramientas de supervisión para minimizar el impacto acumulativo de las negociaciones comerciales en curso y futuros.

 En los próximos meses, los equipos técnicos de ambos bloques trabajarán en los detalles del acuerdo. Los Estados miembros de la UE, mientras tanto, deben obligar a la nueva Comisión para asegurar que el acuerdo incluye disposiciones para impedir el acceso al mercado por la puerta trasera y para suavizar el efecto de doble rasero. También es muy importante que el acuerdo se aplique debidamente y que se garantiza la reciprocidad para las empresas agroalimentarias de la UE, en particular las PYME de la UE. A diferencia de la UE, que es el principal importador agroalimentario (116,6 mm €) en el mundo, el Mercosur no es un verdadero mercado único, es muy proteccionista y tiene muchos obstáculos a los productos de la UE. Por ejemplo, Brasil es un importante proveedor de carne a la UE, pero impone restricciones, que no están en consonancia con las normas internacionales, en muchos a los productos cárnicos europeos.

Sección: