Agronews Castilla y León

 

  • Un estudio sobre obesidad y alcohol, realizado por un equipo de investigación internacional en Reino Unido, señala que no todas las bebidas alcohólicas están asociadas con niveles elevados de grasa en el abdomen

El consumo moderado de vino, comparado con otras bebidas, está relacionado con un menor tejido adiposo visceral, es decir, la grasa localizada en la región profunda del abdomen, según un estudio publicado por la revista internacional Obesity Science & Practice y publicado el pasado mes de febrero.

El estudio, que investiga la relación entre el alcohol y la obesidad, se ha realizado a partir de una cohorte prospectiva del Biobanco del Reino Unido donde se seleccionaron los datos de referencia de 1.869 personas, de 40 a 80 años de edad, de todo el país.

En la investigación se advierte de que no todas las bebidas están asociadas con niveles elevados de grasa en el abdomen. Por ello, diferencia el vino de otras bebidas, señalando que su consumo de forma moderada no muestra esta asociación con esta grasa dañina, e incluso podría tener un efecto protector frente a ella, dependiendo del tipo de vino consumido.

El estudio observacional transversal ha sido realizado por un equipo de investigación internacional y coordinado por Brittany Larsen, profesora asociada de neurociencia en la Universidad Estatal de Iowa. Larsen y su equipo han demostrado que consumir vino tinto podría no conducir a la misma acumulación dañina de grasa que otras bebidas.  De hecho, los investigadores lo relacionan con índices más bajos y cierta protección frente a la misma.

Sección: