Agronews Castilla y León

La cantidad de fertilizantes minerales -nitrógeno y fósforo- utilizados en la producción agrícola en la UE alcanzó los 11,2 millones de toneladas en 2020. Esto supuso un aumento interanual del 2,9% en comparación con 2019 y un aumento del 8,3% en comparación con 2010. 

En 2020, el consumo de fertilizantes nitrogenados por parte de la agricultura se estimó en 10,0 millones de toneladas en la UE, similar a la cantidad media consumida entre 2010 y 2019. 

Mientras que el de fosforados en 2020 fue superior a la media a medio plazo, con 1,2 millones de toneladas.

Chart: Mineral fertilisers consumption in the EU (million tonnes, 2010-2020)

Gráfico: Consumo de abonos minerales en la UE (millones de toneladas, 2010-2020) Fuente: aei_fm_usefert

 

El mayor crecimiento del uso de fertilizantes minerales se produce en Bulgaria y Hungría

Los países que son los mayores productores agrícolas y tienen las mayores superficies agrícolas utilizadas tienden a utilizar la mayor cantidad de fertilizantes minerales en la producción agrícola; en 2020, los sectores agrícolas de Francia, Alemania, Polonia y España consumieron entre 1,0 y 2,1 millones de toneladas de fertilizantes nitrogenados y entre 0,1 y 0,2 millones de toneladas de fertilizantes fosforados. 

Entre 2010 y 2020, el uso de fertilizantes nitrogenados en la agricultura aumentó en la mayoría de los Estados miembros, registrándose el mayor crecimiento en Bulgaria (+83,0%), Hungría (+57,5%) y Rumanía (+53,4%). Del mismo modo, la mayoría de los Estados miembros han notificado un aumento en el uso de fertilizantes fosforados, siendo los índices más elevados los de Hungría (+142,2%), Bulgaria (+102,1%) y Letonia (+99,4%). Estos aumentos concretos pueden representar la convergencia de estos países con la media de la UE de fertilizantes aplicados por hectárea, ya que partían de un nivel relativamente bajo.

Sin embargo, hubo algunos Estados miembros en los que el uso de fertilizantes nitrogenados y/o fosforados disminuyó durante la década entre 2010 y 2020, incluidos algunos de los principales productores agrícolas de la UE. El uso de fertilizantes nitrogenados en la agricultura disminuyó un 12,6 % en Alemania y el uso de fertilizantes fosforados se redujo a la mitad (-50,9 %) en los Países Bajos. 

Chart: Mineral fertiliser consumption by agriculture in the EU (% change, 2010-2020)

Gráfico: Consumo de fertilizantes minerales en la agricultura de la UE (variación en %, 2010-2020) Fuente: aei_fm_usefert

 

Los abonos nitrogenados (amoníaco, urea, nitrato de amonio) se producen con el aporte energético del gas natural, cuyo precio está fuertemente vinculado a los precios del petróleo. Los fosfatos se extraen fuera de la UE, lo que supone unos costes de producción y transporte elevados, también ligados a los precios del petróleo. 

Hay que tener en cuenta que la industria de fertilizantes nitrogenados de la UE depende en gran medida del gas de origen ruso y que Rusia y Bielorrusia son actores clave en la producción mundial de fertilizantes a base de roca (fosfatos y sobre todo potasio). La guerra en Ucrania y la aplicación de sanciones a Rusia han provocado un fuerte aumento de los precios de los fertilizantes en 2022, lo que probablemente repercutirá en el uso de fertilizantes en la agricultura de la UE (Comisión Europea, 2022).

Sección: