Agronews Castilla y León

 

  • Pese a esa bajada ese volumen es un 2,7% más alto que el de la 20/21 cuando se recogieron 2.220 toneladas

La producción mundial de cereales totales en 2021/22 se estima, según el Consejo Internacional, en un máximo histórico de 2.281 millones de toneladas, cifra que supone un aumento interanual del 3%, teniendo en cuenta que en la campaña anterior la cifra global fue de 2.220 y ese crecimiento pese a la bajada de 5 millones en relación a los datos ofrecidos en enero.

Esos datos se alcanzan gracias a que unas cosechas más abundantes de maíz (+71 millones de toneladas), trigo (+6 ) y sorgo (+4 m) compensarán con holgura la caída prevista de la producción de cebada (-13 m.) y de otros cereales secundarios (-8 m.).

El consumo mundial también ha vivido una ligera bajada en las estimaciones frente a las de enero de 2022 pues desciende hasta los 2.286 millones de toneladas, aunque es superior en un 2% a las cifras de la campaña anterior cuando se situaba en los 2.235 millones.

 

TRIGO

El Consejo Internacional de Cereal sitúa la cosecha de trigo en la campaña 21/22 en los 781 millones de toneladas, la misma cuantía que en el documento de enero, dato que supone un incremento del 0,9% en relación al global de la 20/21 cuando se fijó en los 774 millones.

Las previsiones de consumo se reducen en dos millones de toneladas hasta los 781 millones en la cifra intermensual pero se elevan un 1,2% en relación a la cosecha anterior cuando fue de 771 millones.

 

MAÍZ

El maíz sufre una significativa bajada de 5 millones de toneladas en comparación con los datos ofrecidos en enero, colocándose la previsión actual de cosecha 21/22 en los 1.203 millones de toneladas. Pese a esa reducción ese volumen es un 6,2% más alto que el alcanzando en la campaña previa que fue de 1.132 millones.

El consumo mundial de maíz alcanza el valor más alto de la historia con 1.199 millones, repitiendo la cifra del documento anterior, y mejorando en un 4% la estadística de la 20/21 cuando fue de 1.152.

 

SOJA

La soja es el producto que vive una mayor bajada en las previsiones del Consejo Internacional de Cereales, perdiendo 15 millones de toneladas relación a enero de 2022 para situarse en los 353 millones. Ese dato es un 4,1% inferior a la campaña previa cuando alcanzó los 368 millones.

Las previsiones de consumo merman en 8 millones hasta los 363 millones, cifras que supone una bajada del 1,1% en comparación con la anterior cuando fue de 367 millones.