Agronews Castilla y León

La delegada territorial, Yolanda de Gregorio, ha presidido esta mañana la reunión del Consejo Agrario Provincial de Soria, órgano de diálogo entre la Junta de Castilla y León y el sector primario, representado a través de las organizaciones profesionales agrarias.

De Gregorio ha aprovechado esta reunión para transmitir el compromiso de la Junta de Castilla y León con este sector, fundamental en la economía provincial, buscando soluciones a todas las cuestiones que estén dentro del ámbito de sus competencias.

Mantenimiento de precios

El Consejo Agrario ha decidido, por unanimidad (tanto por los representantes de las organizaciones profesionales agrarias como de la Junta de Castilla y León), mantener los precios de los pastos sometidos a régimen de ordenación común, que está entre un precio mínimo de 0,85 euros por hectárea y un máximo de 2,95 euros por hectárea, renunciando a aplicar la subida del IPC, cifrada en un 10,8 %, como gesto de solidaridad con el sector del ovino, que está sufriendo un incremento de gastos inédito, y permitir que sus rentabilidades no sean menguadas por los costes de pastos y rastrojeras.

Esta propuesta será  comunicada a todas las Juntas Agrarias Locales para que puedan tramitar las adjudicaciones de pastos para el año ganadero que estamos iniciando.

En este mismo sentido, los representantes del sector agrario provincial han manifestado su grave preocupación por el desmesurado incremento de los costes de todos los elementos necesarios para su oficio, que no es otro que la producción de alimentos. Tanto los representantes de Asaja como de Alianza para la Unidad del Campo (UPA – Coag) han cifrado el incremento de más del 100 % en los carburantes y de más del 200 % en los fertilizantes, costes que ponen en peligro la rentabilidad de sus explotaciones.

Este escenario de costes inasumibles puede hacer peligrar un porcentaje importante de las siembras de cereal, con un incremento de superficies a cultivos menos exigentes en fertilizantes, como las leguminosas y el girasol, y, sobre todo, con un incremento de la superficie de barbecho. A pesar de que los precios de los cereales y de determinadas producciones ganaderas han sufrido un incremento, la estructura de la actividad, con periodos de más de nueve meses desde la siembra a la recolección, puede causar, en caso de caídas de los precios que perciban por su producciones en el verano de 2023, situaciones económicas muy comprometidas entre los agricultores y los ganaderos.

La representación de UPA ha insistido en la situación que está creando en la provincia la sequía que se arrastra desde el pasado mes de mayo. Esta falta de precipitaciones ha afectado gravemente a los pastos, obligando a los ganaderos a iniciar el suplemento de pienso desde el mes de agosto, teniendo en muchos casos que transportar agua al ganado, dado que en los puntos normales de abrevado del mismo no está disponible.

Asaja Soria ha puesto encima de la mesa la necesidad de que esta provincia cuente con una ayuda agroambiental específica para el cultivo de girasol, dado que en la nueva PAC, que inicia su recorrido en 2023, se ha excluido de la ayuda asociada de cultivos proteicos y oleicos. Esta exclusión perjudica claramente, según la OPA,  a un cultivo plenamente asentado en nuestra alternativa, con una media de más de 35.000 hectáreas anuales, dejando de percibir una media de 38 euros por hectárea, sin que se dé ninguna alternativa.

En la misma línea, Asaja ha puesto de manifiesto su total y absoluta disconformidad con el contenido de la Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos, con la que se ha prohibido la quema de restos vegetales generados en el entorno agrario o forestal, dando una alternativa –según han declarado- de gestión absolutamente inviable desde el punto de vista económico y absurda desde el punto de vista ambiental.

También ha manifestado esta organización mayoritaria en la provincia su preocupación por la implantación del Cuaderno de Explotación Digital, que servirá para asegurar la trazabilidad de las producciones agrarias así como para efectuar la declaración de ayudas de la PAC. La delegada territorial ha manifestado que desde la Junta se trabajará con las OPAS para que este proceso pueda ponerse en funcionamiento sin causar ningún tipo de perjuicio, apoyando a los agricultores y ganaderos de la provincia en su implementación.

Yolanda de Gregorio ha aprovechado la reunión para agradecer al sector agrario soriano su total implicación en el cumplimiento de las medidas que se han tenido que adoptar a lo largo de estos meses por la prevención de incendios forestales, con graves molestias para la actividad recolectora, así como su colaboración total ante la aparición de cualquier conato.

Provincias: