El Comité de Empresa de Lauki avisa a Lactalis: «Tenemos el apoyo de la Administración, rendimiento y hay un serio comprador»

Javier Soriano

20 de mayo de 2016

“Una bocanada de aire fresco”. Así han resumido tanto los trabajadores como la Fundación Anclaje la última reunión que ha mantenido ayer el Presidente de la Junta de Castilla y León Juan Vicente Herrera con Michel Nalet, Presidente de Lactalis ante el posible cierre de la planta vallisoletana de Lauki.

Según ha detallado esta mañana la Consejera de Agricultura en una comparecencia ante los medios a la que ha asistido Agronews en esta reunión se han dejado claros tres aspectos: “La competitividad y el apoyo a la fábrica en el caso de que decida aumentar su producción, rendimiento o modernización, el esfuerzo de los trabajadores que han aceptado incluso rebajas salariales, la paralización del ERE previsto en la empresa y, bajo ningún concepto, cerrar las vías a la interlocución” ha asegurado milagros Marcos.

La empresa aún «no ha cambiado de postura»

Si bien desde la Junta consideran que ésta ha sido una primera toma de contacto y que la empresa “no ha cambiado su postura” sí reconocen que se ha abierto una vía de diálogo tras la reunión que ayer en París y durante dos horas tuvo lugar con el apoyo de Ministerio y Embajada, algo “insólito en casos similares de cierres de otras empresas”. Además Marcos ha dejado claro que en el documento entregado a Nalet se cita que también hay posibilidades de un “serio” comprador de la fábrica, algo transmitido desde la multinacional láctea francesa.

Por su parte los trabajadores, que la semana próxima irán hacia Bruselas en su ronda de reuniones, han vuelto a incidir en el rendimiento de la fábrica y esperan que la dirección de la empresa, al menos a nivel nacional “tenga la vergüenza de dar señales” y mantengan una reunión para exponer su problemática: “tenemos el apoyo ciudadano y de la Administración” señalan desde la fundación Anclaje.

Una posible denuncia sobre la mesa contra Lactalis

Pero han ido más allá y durante sus comparecencias han anunciado que, si no reconducen sus posturas, podrían llevar recurrir a la vía legal, ya que sobre la mesa tienen una denuncia que acaban de registrar esta mañana ante la Comisión de Peticiones Europea en la que aseguran que Lactalis ha recibido fondos FEDER que después se han «mal» usado para adquirir maquinaria en Francia: “Queda claro que quieren deslocalizar la producción” han asegurado. Por su parte José Manuel González, desde el comité de empresa de trabajadores ha asegurado que Lactalis “tiene que ceder ante la presión, los trabajadores estamos unidos a muerte”.

De cara al futuro, si bien esperan que la empresa gala cambie de parecer, pero no se descartan otras opciones como la de reestructurar la fábrica y adaptarla a otros sectores más allá del de la leche líquida, opciones de modernización que contarían, tal y como ha apoyado Milagros MArcos, con el apoyo de la Junta que prevé para estos casos una aportación del 40% de la inversión destinada a abrir nuevas líneas de producción. La cuenta atrás, sigue.



Share This