El comisario de Agricultura defiende en Valladolid los “enormes beneficios” del TTIP si se logra un “acuerdo equilibrado”

Berta Redondo

10 de junio de 2015

img 20150610 180449

No bajaré la guardia para proteger a los agricultores y ganaderos europeos”. Es el mensaje que ha querido transmitir el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, tras defender la oportunidad que puede suponer el Tratado Trasatlántico de Libre Comercio (TTIP) para Europa.

El irlandés ha destacado que este acuerdo puede servir para que las indicaciones geográficas europeas entren en el mercado de los Estados Unidos, una prioridad en las negociaciones tal y como ha apuntado. “Los productos europeos de alta calidad asociados a estos sellos serán más reconocidos y valorados en el país norteamericano gracias a su enorme ventaja competitiva” ha apuntado.

Pero el miedo de los productores europeos ante la llegada de alimentos que no presenten todos los requisitos de trazabilidad exigidos en la UE es un hecho. El comisario es consciente de ello pero ha asegurado que “no vamos a sacrificar los estándares de calidad y seguridad conseguidos en Europa, los seguiremos manteniendo en el TTIP y en cualquier otro tratado”. Phil Hogan se ha mostrado convencido de que un acuerdo equilibrado tendrá enormes beneficios para el sector: «no hay que tener miedo a las exportaciones, cada euro que exportamos puede generar seis puestos de trabajo«.

Leche, remolacha y cambios de la PAC

El TTIP no ha sido el único tema polémico al que se ha referido el Comisario de Agricultura durante su intervención en las VI Jornadas de Cooperativismo Agrario organizadas en Valladolid por el diario El Norte de Castilla: la desaparición de las cuotas lácteas, el futuro escenario de la remolacha o la definición de agricultor activo han sido otro de los asuntos que Hogan ha tocado durante su intervención.

Sobre la desaparición de las cuotas lácteas, el irlandés ha recordado que ya había problemas de precios en el sector desde 2009 aunque ha avanzado que las medidas adoptadas por la Comisión aportarán «más estabilidad y cuota de mercado al sector», en lo que también influirán circunstancias como la reducción de producción en América o la fuerte sequía en Nueva Zelanda. “Para finales de 2016 se llegará a superar esta situación” ha pronosticado el comisario irlandés.

En cuanto a otras cuotas que desaparecerán, las de la remolacha, Hogan ha reconocido que es una situación difícil por lo que la Comisión ha creado un grupo de expertos que persiguen ofrecer «más estabilidad» al sector remolachero y lograr «un aterrizaje suave» tras la liberalización de la producción.

Por último, el comisario Phil Hogan se ha mostrado decidido a simplificar la PAC ya que esta “debería ser cada vez más simple y suponer menos carga para los productores”. Por eso, ha anunciado medidas de simplificación de pagos para cumplir con este objetivo, cambios que «en España se van a materializar muy pronto».

En relación a la nueva PAC y a las críticas por la definición de agricultor activo, Hogan ha reconocido que se ha avanzado pero “no mucho”: “tenemos que promover y defender a quienes participan activamente en el sector pero todavía hay mucho trabajo por hacer, en 2 o 3 años podremos plantearlo de nuevo” ha culminado el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural.



Share This