Agronews Castilla y León

Los animales, señalan desde el Colegio de Veterinarios de Valladolid, no pueden desprenderse de su abrigo natural y además determinadas razas tienen una fisiología no adaptada a las altas temperaturas, lo que hace que puedan tener problemas importantes para disipar el calor corporal.

Por ello, es de suma importancia seguir unos consejos mínimos como son:

  • Nunca dejar a un animal de compañía en el interior de un vehículo aunque dejemos las ventanas bajadas, ya que se compromete mucho su capacidad de refrigeración natural
  • Evitar sacar a los perros a hacer ejercicio en las horas más calurosas del día, aun cuando nos pueda parecer que están disfrutando del paseo o del juego.
  • Evitar someterlos a situaciones estresantes, pues aumentan su metabolismo y, por lo tanto, su calor corporal.
  • Tener siempre a disposición de nuestros animales agua fresca y limpia

Es muy importante reconocer los síntomas de un golpe de calor con premura: encías brillantes y muy rojas, boca abierta y jadeo excesivo, abundante salivación y apatía

Ante estos síntomas, aseveran desde el citado Colegio, se debe colocar al animal en un lugar sombrío, refrescarle con agua no muy fría y una esponja o un paño la zona de los pulpejos de manos y pies, las axilas, el abdomen y la cabeza, para tratar de ayudarle a perder temperatura corporal.

Finalmente, aconsejan acudir al centro veterinario habitual, ya que las consecuencias de un golpe de calor pueden extenderse tiempo después de sufrirlo.

Sección: