Agronews Castilla y León

 

  • El CITAC ofrece su colaboración a Madrid ante el desastre ambiental en su arbolado

  • Su colegiado Mariano Sánchez, conservador y jefe de la Unidad de Jardinería del Real Jardín Botánico, realizará la primera intervención de evaluación en Nuevos Ministerios el día 20 de enero a las 14h

  • Los ingenieros técnicos agrícolas son profesionales especialistas en arbolado urbano

La que ha sido calificada como la mayor catástrofe ambiental en Madrid de las últimas décadas, con un altísimo porcentaje del arbolado de la ciudad afectado, plantea como necesarias no sólo decisiones de urgencia relacionadas con la evaluación y las podas o talas imprescindibles para evitar problemas de seguridad. También un análisis más pausado para diseñar una estrategia, nada fácil de conformar por su complejidad, para restaurar, incluso mejorar, el capital verde que se ha perdido con la nevada. El CITAC ofrece la colaboración de sus profesionales, como expertos en arbolado urbano, y lo comunica con una intervención voluntaria de diagnóstico en los jardines de Nuevos Ministerios el próximo día 20 de enero, que realizará Mariano Sánchez, conservador y jefe de la Unidad de Jardinería del Real Jardín Botánico.

Con la vista puesta en ambos objetivos, contribuir a paliar la emergencia y aportar su experiencia para el diseño de la hoja de ruta para el futuro más próximo, el CITAC ha ofrecido su colaboración al Ayuntamiento de Madrid con el ánimo de contribuir, en la medida de sus posibilidades, y allá donde la plantilla propia de técnicos del Ayuntamiento no pueda llegar, con los profesionales de su colectivo, que por sus conocimientos científico-técnicos pueden ser de gran valía para salir a flote lo antes posible de esta grave situación.

El próximo 20 de enero, a las 14h en los jardines de Nuevos Ministerios, su colegiado, Mariano Sánchez, conservador y jefe de la Unidad de Jardinería del Real Jardín Botánico, realizará un trabajo voluntario de evaluación y diagnóstico de la situación en esta zona verde para conocer y explicar también a la sociedad por qué se han llegado a producir los problemas. Éstos, en la mayoría de la ciudad, están relacionados con árboles poco acostumbrados a este clima de nieves, antiguas podas que pudieran haber debilitado la estructura del árbol o incluso problemas en las raíces, que no se han desarrollado correctamente. Una correcta evaluación es la clave para decidir después si una intervención sobre el árbol es inútil, facultativa y/o necesaria, como son por ejemplo las podas o el grado más extremo, las talas.

 

La tarea es ingente

La situación es crítica, por la devastadora afectación detectada en estos primeros días. Más de 700.000 árboles dañados son demasiados para que existan profesionales preparados y capaces de realizar correctos inventarios y evaluaciones de riesgo. Por esta razón, desde el Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos Agrícolas del Centro manifiestan: “hemos ofrecido poner nuestro granito de arena y sumarnos a colaborar en la medida de nuestras posibilidades tanto a corto plazo, contribuyendo a paliar urgentemente los efectos de esta tormenta, así como a medio y largo plazo, para una buena planificación de las áreas verdes y arbolado urbano”.

Tras su participación en la reunión de urgencia de la “Mesa del Árbol” del Ayto. de Madrid el pasado día 16, en la que también participan otros colectivos de expertos, sindicatos, colegios profesionales, personal técnico, responsables de la administración, asociaciones y vecinos, el Colegio entiende que “es momento donde todos deben estar unidos, aportando y colaborando”.

 

Especialistas en arbolado urbano

Los ingenieros agrícolas son profesionales especialistas en arbolado urbano. La profesión de ingeniero técnico agrícola es la única que durante décadas tiene y mantiene una especialidad propiamente dedicada al árbol en el medio urbano: la de jardinería y paisajismo. Y han sido estos profesionales los que han diseñado, parques, jardines, arboledas y alineaciones. Es esta experiencia el pilar básico en el manejo de árboles, arboledas y bosque urbano, en el medio urbano.

La arboricultura, en el medio ambiente urbano, es la ciencia que se dedica al cuidado de los árboles en un ambiente antrópico, esto es, relacionado con la presencia del hombre en el entorno. Ésta contempla las herramientas necesarias para liderar las buenas prácticas en la planificación, ordenación y el uso de los espacios verdes urbanos, para contribuir al sustento y a la calidad de la vida urbana.

Se diferencia de la dasonomía (estudio del cultivo, el cuidado y la explotación de montes y bosques) en que la atención a los árboles debe de realizarse de manera individual y personalizada. Es imperativo el ocuparse del individuo especifico en una ubicación concreta y especial para su oportuno manejo. En este sentido, una de las causas de las consecuencias tan importantes de la nevada en muchos de los árboles de Madrid ha sido precisamente que no se ha prestado esta atención tan individual, considerando no sólo la especie, sino el lugar al que iría destinada, su mantenimiento, el objetivo de la infraestructura verde, etc. 

 

Ciencia y tecnología para un mejor mantenimiento del arbolado

Como en toda ciencia o arte, los profesionales que la desarrollan son clave. Estos profesionales deben ser especialistas en el cuidado que los árboles requieren, conocer la botánica, fisiología y arquitectura del árbol, así como tener la formación y competencias técnicas para manejar los árboles como elementos esenciales dentro de la fisonomía de las ciudades.

La ingeniería técnica agrícola es una profesión regulada que, entre otras atribuciones profesionales, tiene competencias para desarrollar esta ciencia, la arboricultura, aplicando la tecnología más actual e innovadora disponible. En este sentido, dado el excesivo crecimiento urbanístico y el insuficiente espacio reservado para los árboles, que complican mucho un nivel aceptable de mantenimiento de los recursos verdes, ciencia y tecnologías son las únicas herramientas capaces de compensar estos problemas. 

 

Arboricultura para prevenir problemas en el capital verde

A largo plazo, y en previsión de evitar en lo posible una afectación importante en caso de una eventualidad meteorológica, el CITAC considera que la arboricultura es imprescindible para desarrollar nuevas áreas verdes y mantener las existentes con programas de calidad en el mantenimiento y desarrollo de los árboles. Para ello, ésta debe ser prioridad de las Administraciones Locales con un marcado concepto de Desarrollo Sostenible. Insiste la organización en que la arboricultura debe estar presente en las agendas de los gestores urbanos y soportarse dentro de un apoyo legal sólido y coherente.

Tags: 

Sección: