Agronews Castilla y León

El Consejo Económico y Social de Castilla y León  ha publicado recientemente el Informe de 2014 en el que ofrece una magnífica radrografía de la situación de esta comunidad, repasando las principales cifras y datos de los distintos sectores productivos, a la vez que ofrece una serie de recomendaciones que entiende este organismo en el que están representadas todas las partes de la sociedad civil que pueden contribuir a la mejora de los mismos,

Por lo que se refiere al sector agrario y agroalimentario, desde el CES se insta a la Junta de Castilla y León a desarrollar en toda su plenitud la Ley Agraria aprobada en 2014, haciendo especial hincapié en la  "creación del Defensor de la Cadena Alimentaria y el observatorio de precios de las principales producciones de la Comunidad para garantizar un mayor control de la formación de la cadena de valor agroalimentaria".

Dentro de la citada normativa desde el Consejo se demanda la rápida aprobación de los reglamentos que permitan el desarrollo de las interprofesionales, las organizaciones de productores, del banco de tierra que se espera sea un estímulo para facilitar el relevo generacional o  el impulso a las entidades asociativas agroalimentarias prioritarias de carácter regional.

El informe del CES de 2014 recalca la necesidad de que tanto  el sector agrario como agroalimentario de Castilla y León siga apostando por la calidad de sus productos, respaldados por las distintas marcas de garantía que existen en la actualidad o con otras que se puedan ir creando, aprovechando en el caso de la industria estrategias como la recientemente aprobada "Futura Alimenta 2014 - 2017", teniendo en la exportación una oportunidad única para seguir creciendo.

El Pleno del Consejo aconseja articular medidas para que Castilla y León pierda la dependencia que tiene de los cultivos de secano, a través de la puesta en marcha de regadíos que faciliten la diversificando los cultivos, a la vez que pide que se ofrezca un mayor respaldo a la agricultura y la ganadería ecológica que aporta un mayor valor añadido a las producciones.

Incrementar la rentabilidad de las explotaciones, modernizarlas, favorecer el relevo generacional y la llegada de jóvenes, en especial de las mujeres, son otras de las recomendaciones del CES para el sector agrario en su informe de 2014, sin olvidar propuestas encaminadas a mejorar el aprovechamiento del agua o evitar circunstancias como las vividas en los últimos años cuando agricultores y ganaderos han tenido que soportar importantes retrasos en los pagos de las ayudas del Programa de Desarollo Rural.

 

 

 

Sección: