María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

El Centro de Inseminación Artificial de Porcino ubicado en la localidad zamorana de Coreses obtuvo una producción el año pasado de 120.000 dosis seminales de los 86 animales que se encuentran en sus instalaciones.

La Directora Técnica del Centro, Amelia Martín, ha dicho a Agronews Castilla y León que “son cifras similares a otros años” aunque reconoce que gracias a la instalación en 2014 de un programa informático de análisis seminal Computer Assisted Semen Analysis (CASA) “hemos conseguido utilizar menos cantidad de semen para aplicárselo a las cerdas ya que este sistema computerizado nos permite hacer análisis muy exactos de cada uno de los eyaculados por lo que podemos ofrecer mejores dosis de semen de porcino a nuestros socios”.

Este centro está gestionado por la cooperativa COBADU aunque las instalaciones pertenecen a la Diputación Provincial de Zamora por eso no solo se suministran dosis seminales a los ganaderos socios de la cooperativa zamorana sino que también se pueden servir a ganaderos de la provincia. En algunas ocasiones incluso se ha llegado a vender a otros centros de manera puntual. No obstante, Amelia Martín reconoce que “podemos comercializar semen a cualquier ganadero de la Unión Europea porque estamos certificados para ello”.

Las razas de cerdos que se utilizan en el Centro de Inseminación son de varios tipos, por un lado, poseen para la línea de madres la raza Landrace y Large White que se emplea en la industria cárnica por su buen rendimiento a la canal, la producción de jamones bien conformados y la calidad de su carne, por otro lado, una raza híbrida demandada por la industria para hacer cebones y que es muy solicitada por los mataderos y por determinados mercados como es el caso de Mercadona, y, por último, también poseen cerdos de raza Duroc que es utilizada para el cerdo ibérico.

Aunque en la actualidad las instalaciones del Centro acogen a un total de 86 animales el uso de técnicas muy avanzadas como la reciente instalación del programa informático CASA ha permitido ir reduciendo el censo de animales ya que, según señala su Directora Técnica, “tenemos a los mejores verracos porque hemos podido seleccionarlos y quedarnos con los que nos dan una mayor productividad y eso nos sirve para conseguir una calidad del producto que estamos ofreciendo muy alta y segura”.

El Centro de Inseminación del Porcino cuenta con unas medidas extraordinarias de bioseguridad “sanitariamente somos el punto más alto de la pirámide sanitaria y genética en la cooperativa”, ha señalado la Directora Técnica Amelia Martín, “por eso yo muchas veces les dijo a los ganaderos que somos como una bomba de relojería, si un día hubiera un problema sanitario en el centro lo difundiríamos de una manera exponencial en toda la provincia por eso no podemos bajar la guardia y contamos con medidas extraordinarias de bioseguridad”. Limitaciones mucho más exigentes que en otras granjas de porcino como pueden ser la restricción total de visitas o una cuarentena más exhaustiva para los animales.

Sección: 

Provincias: