• España registra una cabaña que supera los 1,8 millones de cabezas a mayo de 2013
  • Extremadura, primera Comunidad, seguida de Castilla y León y Andalucía
  • El censo lo encabeza Badajoz con 678.768 cabezas, seguido de la provincia salmantina con 343.442 cabezas
  • Castilla y León cuenta con un 15% menos de cabezas que hace un año

Los productores de porcino ibérico atraviesan un buen momento, o al menos, no tan malo como tiempo atrás. Después de unos años muy duros –con unos costes de producción tan altos que muchas explotaciones se vieron obligadas a cerrar ante la imposibilidad de asumir los elevados gastos– el sector vive un momento de optimismo, debido a la convergencia de factores como el importante descenso de cabezas, después de años de exceso de producción, o los precios al alza del porcino. Y tres son las comunidades que celebran de manera especial la coyuntura por la que atraviesan ahora los ganaderos de ibérico: Extremadura, Castilla y León y Andalucía, principales productoras con casi el 100% de la cabaña de ibérico española.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura correspondientes a mayo de este año, el censo total de lechones, cerdos hasta 49 kilos, cerdos para cebo de 50 o más kilos, verracos y reproductoras alcanza 1.825.914 cabezas, de las que 772.778 se encuentran en Extremadura –Badajoz es la principal provincia productora española con un censo de 678.768 cabezas, duplicando casi a Salamanca, segunda–, en Castilla y León 540.302 y 454.7285 en Andalucía. Otras dos comunidades registran un censo de ibérico poco significativo: Castilla-La Mancha con 58.239 y Madrid, con 310.

El censo de ibérico cae casi un 15% en Castilla y León el último año

Por lo que se refiere a Castilla y León, segunda Comunidad por censo, destaca de manera indiscutible la provincia de Salamanca, con 343.442 cabezas, lo que supone el 63,5% de la cabaña castellana y leonesa y casi el 19% del censo nacional. Segovia, con 78.000 y Ávila con 51.400 le siguen de lejos. Sin embargo, como ocurre en el resto de comunidades productoras, sigue produciéndose un retroceso en la cabaña de ibérico que comenzó hace cinco años. Comparando la cabaña de ibérico actual con la de un año antes, el descenso en Castilla y León alcanza las 94.778 cabezas, lo que supone una disminución del 14,92%, con una tendencia similar en las provincias productoras. En el caso de Salamanca, la caída alcanza el 23,2% con 103.872 cabezas menos que hace un año.

 

Rosa María Fernández

Agronews Castilla y León

 

Sección: 

Provincias: