José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

El calor y la falta de lluvias merman la cosecha de cereal en Castilla y León con una bajada de hasta el 13% frente a la media de las tres últimas décadas

 

Desde varias campañas el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León publica unos boletines informativos sobre la cosecha de cereal. El citado informe es fruto de la colaboración entre el ITACyL y la Delegación en Castilla y León de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El método de simulación de rendimientos se basa, informan desde el Instituto, en la ejecución sistemática del modelo agronómico AquaCrop (FAO) a lo largo de toda la extensión geográfica de la Comunidad en una amplia serie temporal (30 años) a partir de datos de más de 200 estaciones climáticas. La ejecución del modelo permite obtener un conjunto de resultados con el que comparar la evolución del cultivo en la campaña actual con la simulación de los últimos 30 años.

 

PLUVIOMETRÍA

Por lo que se refiere a las lluvias caídas, basta con mirar con detalle el mapa de la región que sigue a estas líneas para comprobar como desde el inicio de la campaña, allá por el mes de octubre, las lluvias caída en buena parte de la Comunidad Autónoma se sitúan por debajo del 75% de la media de los últimos 30 años, con una franja muy importantes de zonas en las que ese datos se coloca en la cercanía del 50% e incluso áreas, especialmente de Zamora, donde ese porcentaje de precipitaciones se coloca por debajo del 25%

El calor vivido en distintas fases de mayo e incluso en abril ha acelerado la evolución del ciclo vegetativo de la planta lo que hace que en buena parte de las parcelas de Castilla y León el trigo marche con un avance de 8-12 días sobre lo que suele ser la marcha normal a finales del mes de mayo, especialmente se acentúa este hecho en el noroeste de las provincias de León y Zamora que presenta adelantos todavía mayores.

En una línea similar se mueve la cebada donde el anticipo de la cosecha se puede situar entre los 5 y los 8 días en gran parte de la geografía castellanoleonesa, incrementándose en las mismas áreas antes comentadas para el trigo.

 

PRODUCCION: situación de la campaña y rendimientos

Según el último informe del Itacyl, emitido el 31 de mayo, la cosecha de trigo en la región sería inferior en un 10% a la medida calculada en los últimos 30 años mientras que la situación es pro en la cebada donde ese porcentaje de disminución se eleva hasta el 13%

TRIGO

Para el trigo las previsiones del ITACyL hablan de una disminución de la cosecha de este cultivo en la región de un 10% frente a esa media de las últimas tres décadas, datos que se encuentran muy lejos del 14% de subida vivido en 21 o el 39 de la campaña de 2020.

Por provincias la peor situación la vive Zamora con una disminución que llega al 29%, seguida de León donde la bajada, frente al citado promedio, es del 14%, siendo Valladolid la tercera zona con peor resultado al soportar una bajada del 12%.

Burgos estima una disminución del 5%, Soria del 6%, Palencia del 9% y Salamanca del 10%

Tanto Ávila como Segovia se mueve en líneas similares a ese promedio de las tres últimas décadas pues las bajadas son, respectivamente, del 1 y el 2%.

CEBADA

Los datos son peores en la cebada donde la caída global en la región de la cosecha es del 13% frente al promedio de los últimos 30 años.

Especialmente significativa es la disminución en Zamora donde alcanza hasta el 33%, siendo la caída en Valladolid del 17%, del 16% en León, de hasta el 13% en Palencia y del 11% en la provincia salmantina.

La bajada de la cosecha se estima por el ITACyL en un 9% en Burgos, en un 8% en Soria, siendo los mejores datos dentro de las disminuciones generalizadas los de Segovia y Ávila que sufren mermas del 4 y del 2%, respectivamente.